Afectados por la N-1 inician la cuenta atrás del peaje de la AP-1 cortando la nacional

Comisión N-1 repartió folletos. /A. GÓMEZ
Comisión N-1 repartió folletos. / A. GÓMEZ

El colectivo anima a sumarse a una movilización que parará mañana el tráfico durante diez minutos en Briviesca

CRISTINA ORTIZ

«Comienza la cuenta atrás» porque tal día como hoy dentro de un año la AP-1 debería tener sus barreras levantadas para que todos los conductores circulen de manera gratuita entre Miranda y Burgos al concluir el 30 de noviembre el periodo de concesión de Europistas. Una fecha en la que la Plataforma de Vecinos Afectados por la N-1 quiere poner el foco con una marcha que cortará mañana el tráfico por en vía durante 10 minutos, para lo que cuentan ya con la autorización de la Subdelegación del Gobierno en Burgos.

Será a partir de las 12.30 horas en el punto kilométrico 278, que coincide con el acceso sur de Briviesca, donde está previsto realizar una performance y leer un comunicado. Hasta allí llegarán andando desde el aparcamiento del restaurante Sanmar y de las estaciones de servicios, punto de encuentro en el que se cita 15 minutos antes a todos los que quieran participar en la movilización.

De igual manera, se han establecido puntos de encuentro más próximos a cada una de las localidades con mayor población del recorrido. Quienes vayan desde Miranda se concentrarán con coches particulares a las 11.30 en el parking del restaurante El Molino, en Ameyugo. La Comisión de la N-1, que retomó su actividad hace unas semanas, ya se ha adherido a una cita sobre la que ayer ofreció información a los mirandeses con un punto de reparto de octavillas ubicado en la calle La Estación, junto a la sede administrativa de la Junta.

El objetivo que persiguen ambos colectivos es poder concentrar al mayor número de gente sobre el asfalto de la N-1 para demandar una autopista «libre y gratuita para todos, con más accesos a las zonas de servicios, industriales y poblaciones cuyo desarrollo depende del tránsito de vehículos».

Y es que reconocen que «a pesar de las insistencia en declarar las intenciones por parte del Gobierno de no prorrogar la concesión, nada tenemos claro acerca del futuro de esta infraestructura y del corredor Burgos-Miranda, emplazando la toma de una decisión tan importante al día siguiente a la reversión de la concesión, lo que es del todo intolerable».

Para la plataforma la ley es clara: la vía revertirá al Estado el 1 de diciembre de 2018 y será libre y gratuita a partir de ese momento, por lo que sabiendo la necesidad existente de construcción de nuevos accesos y de ampliación de la capacidad, los proyectos para la adecuación deben ser abordados de inmediato, junto la necesidad de eliminar playas de peaje o construir nuevas barreras, como el enlace con la AP-68 en Rivabellosa».

Desde hace 7 años

En ese sentido, recuerdan que el colectivo lleva ya 7 años reclamando que la AP-1 pase a ser una autovía sin coste para el usuario, pero también con más accesos y mayor capacidad. Una solución que consideran imprescindible para «no hundir la economía de algunas pequeñas localidades del entorno» y, además, «fomentar el desarrollo socioeconómico de las principales localidades» del corredor que más tránsito de personas y mercancías soporta en el norte del país, por lo que «merece ser tratado como un eje prioritario».

Además, los convocantes recuerdan que este año la nacional suma 7 víctimas mortales, todas ellas en accidentes con vehículos pesados implicados y, según datos no oficiales recopilados desde hace años por diversos colectivos, «son ya unas 254 las víctimas mortales por accidentes de tráfico en la N-1 entre Burgos y Miranda desde 1993, en su inmensa mayoría por choques frontolaterales con vehículos pesados», concluyen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos