Acuerdan bonificar hasta el 75% el desvío de vehículos pesados de la N-I a la AP-1 entre Miranda y Burgos

Acuerdan bonificar hasta el 75% el desvío de vehículos pesados de la N-I a la AP-1 entre Miranda y Burgos

La Junta, que ha consensuado la medida con el Ministerio de Fomento, aportará un millón de euros para compensar a la concesionaria de la autopista

EL CORREO

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el secretario general de Infraestructuras, Manuel Niño, se han reunido hoy para cerrar un acuerdo para implantar bonificaciones en el desvío de vehículos pesados de la N-I a la AP-1.

Tras diversas reuniones mantenidas en las precedentes semanas, se ha acordado la aplicación de bonificaciones acompañadas de medidas de desvío obligatorio para los vehículos pesados del tipo 2 que circulen en el tramo de la autopista AP-1 entre Castañares (salida 1) y Armiñón (salida 7). Las bonificaciones que recibirán los vehículos desviados del tramo de la N-I entre Burgos y Miranda serán de un 75 % cuando empleen dispositivos de telepeaje y 71,23 % para el resto de vehículos pesados tipo 2.

El importe de la bonificación será compensado a la concesionaria de la autopista, Europistas, por la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Fomento, comprometiéndose la Administración Autonómica a la aportación de un millón de euros.

Este corredor formado por la N-I y la AP-1 forma parte de dos itinerarios incluidos en la red de Carreteras Europeas: la E05 (de Greenock, Reino Unido, a Algeciras) y la E80 (de Lisboa, Portugal, a Gürbulak, Turquía).

Con la implantación de estas bonificaciones se pretende mejorar las condiciones de circulación y seguridad vial en el mencionado tramo de la N-I, así como una disminución de la siniestralidad, la congestión y del nivel de emisiones.

Para articular la medida será precisa la suscripción de un Convenio entre ambas administraciones y la sociedad concesionaria, Europistas, que se comenzará a tramitar en los próximos días. Asimismo, se realizará una consulta con el sector del transporte.

Por otro lado, en la reunión se ha tratado también el posible desvío del tráfico de pesados tipo 2 de la Nacional N-VI a la Autopista AP-6, a fin de evitar el paso de estos vehículos por la localidad de San Rafael. Para el Ministerio de Fomento es una prioridad actuar sobre esta travesía y resolver su problemática. En estos momentos se trabaja en la utilización de la AP-6 como variante de la N-VI, a la vez que se analizan otras alternativas que resuelvan la situación, para lo cual están previstas próximas reuniones a fin de determinar las decisiones a adoptar.

En cuanto a la Nacional N-120 Logroño-Vigo, se estudia una medida similar respecto a su desvío por la Autopista AP-71 para reducir el número de vehículos.

Fotos

Vídeos