El Correo

El Consistorio cifra en 72.000 euros el ahorro en el primer trimestre por el alumbrado

El Consistorio cifra en 72.000 euros el ahorro en el primer trimestre por el alumbrado
  • La cifra se puede incrementar por otros conceptos como gastos de personal tras un año de gestión de la UTE

Fue una medida que se tomó con cierta polémica, aunque las matemáticas permitieron sacar con holgura la privatización del alumbrado. Una relación público privada de la que el pasado 1 de junio se cumplió un año. Desde ese momento, la UTE Ferrovial-Ferroser es la que se hace cargo de la gestión y mantenimiento de este servicio.

La medida, tras varios retrasos por el revuelo causado, se terminó desarrollando con un argumento principal: el ahorro que iba a suponer a las arcas municipales. Una motivación que ahora se defiende desde la concejalía de Obras y Servicios, desde donde su responsable, Adrián San Emeterio, explica que los primeros datos demuestran los beneficios obtenidos. «El coste en el primer trimestre de 2016 con el antiguo alumbrado fue de 171.000 euros y en el primer trimestre de este año ha sido de 99.000», resalta el representante municipal. Una rebaja en la factura de los tres primeros meses de 2017 de 72.000 euros, en un momento en el que ya se había instalado la tecnología led en las farolas del callejero.

Este es el único dato concreto respecto al ahorro, aunque San Emeterio explica que hay otros más difíciles de medir y que también se están notando. En este sentido, el concejal se refiere por ejemplo al gasto en el personal, que muchas veces se tenía que desplazar en mitad de la noche para solucionar cualquier incidencia.

Ahora ese tipo de cargos, al igual que sucede con las inversiones en el cambio y mejora de las infraestructuras, corre a cargo de la empresa que gestiona. Una firma que se llevó el contrato y que recibe anualmente de las arcas municipales más de 750.000 euros al año por controlar el alumbrado público.

Al margen del argumento económico para dar el paso y ejecutar el contrato público privado, desde el equipo de Gobierno también se ha dejado claro en ocasiones que el cambio de modelo traería una serie de inversiones en la mejora del alumbrado. Dentro de esta premisa se encuadra el desembolso por parte de la UTE, según sus propios datos, de 2,7 millones de euros. «En noviembre se acabaron los 6.100 puntos», recuerda San Emeterio, respecto al cambio en las luminarias que ha sido la sustitución más visible en este tiempo.

Además, desde la concejalía también se pone de manifiesto «la mejora en las infraestructuras» como uno de los puntos a favor en este periodo transcurrido del contrato firmado por doce años. El responsable municipal, en esta línea, especifica que el progreso de cuadros eléctricos, añadir puntos de luz y sustitución de cableado deteriorado.

Junto a estos cambios en la red, otra de las mejoras que se indica desde la concejalía ha sido la implantación de una nueva telegestión, con la que se actúa de manera individualizada en cada una de las farolas. Este avance tuvo que ver con el problema que se originó esta misma Noche Vieja, cuando buena parte de la ciudad dio la bienvenida al nuevo año con un apagón. De esta manera, con el nuevo sistema San Emeterio explica que se tiene «bien controlada la iluminación de la ciudad».

En la agenda próxima de actuaciones se trabajará en el vial que une la carretera de Logroño y la Nacional I. En ese trayecto, cuya iluminación se asumirá desde el Consistorio, San Emeterio explica que se instalarán 114 nuevos puntos de luz.

Todas las implantaciones destacadas hacen que el concejal explique que los avisos por problemas en el alumbrado público hayan bajado, aunque la empresa sigue con el teléfono 24 horas por si los vecinos necesitan realizar cualquier indicación relacionada con el servicio.

Positivo

Con los datos del ahorro y las inversiones realizadas en la red municipal, desde la concejalía se hace una valoración positiva de este primer año con la gestión del alumbrado externalizada. «Es muy positiva», confiesa San Emeterio con los primeros datos de este año, en los que señala que son buenos «uno detrás de otro».

Eso sí, el responsable municipal advierte que «hay que seguir mejorando y atento a la gestión de la empresa». Este afán se tiene sobre todo por las quejas que pudieron existir al comienzo, donde «algunos sitios con el nuevo alumbrado quedaban un poco pobres», reconoce San Emeterio. En este sentido, desde la concejalía también se señala la buena actuación de la UTE que supo solucionar este tipo de problemas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate