El Correo

El 50% de las reclamaciones presentadas al Consistorio se resuelven con la desestimación

El 50% de las reclamaciones presentadas al Consistorio se resuelven con la desestimación
  • En 2016 se recibieron un total de 43 de las que 26 se encuentran aún en fase de tramitación

El resultado final de las reclamaciones que se presentan en el Ayuntamiento no siempre es satisfactorio es satisfactorio para los demandantes pero aun así la concejala responsable del departamento, Laura Torres, manifiesta que «todas las que se admiten a trámite son resueltas, con un resultado u otro y en un plazo mayor o menos de tiempo, pero el ciudadano recibe respuesta a su reclamación».

En relación con el tiempo que debe esperar el reclamante para conocer si el Ayuntamiento le da o no la razón varía en función de la complejidad. Algunos expedientes deben ser remitidos a la Junta, a su consejo consultivo que emite un dictamen «que es preceptivo pero no vinculante, en el caso de que la reclamación económica supere los 3.000 euros». Además, como desde el año 2015 el Consistorio no abona directamente los gastos que se reclaman, «tenemos también que consultar con la compañía». Y todo esto es lo que hace que en muchas ocasiones la esperada resolución se prolongue más de lo previsto. «Es algo que no depende de nosotros».

De hecho, en el último ejercicio de las 43 reclamaciones las ya finiquitadas son 17, mientras que las 26 restantes se encuentran aún en proceso de tramitación.

La ley establece que la resolución sea efectiva en seis meses pero es ese un período temporal que no siempre cumple el gobierno municipal. En este sentido, Laura Torres argumenta que esta situación permite a los ciudadanos presenten un contencioso por silencio administrativo. Tienen derecho a hacerlo «pero nosotros les informamos sobre la complejidad de la tramitación, que no va a poder resolverse en ese tiempo y les desaconsejamos que lo hagan porque su queja se va a resolver y si acuden a los tribunales tendrán que contar con abogado, procurador, ir al juzgado de lo Contencioso Administrativo de Burgos y eso lleva un proceso y unos gastos que tienen que asumir».

Otra cosa es que si no están conformes con la resolución final de su reclamación puedan también presentar un contencioso contra el dictamen definitivo.

De las 17 reclamaciones ya resueltas el 50%, es decir 8, han sido desestimadas. En la mayoría de las ocasiones porque se han determinado que el Ayuntamiento no era responsable, aunque también ha habido casos en los que la razón ha sido «que no se han presentado las pruebas del hecho que presumiblemente había ocurrido y provocó en su momento la reclamación. En cualquier caso cuando se produce una desestimación, ésta siempre va motivada».

En el último año el mayor número de reclamaciones (15) se produjeron por rotura o atasco de tubería, y en esta lista en la segunda posición se colocan las demandas presentadas por los ciudadanos que consideran responsable al Ayuntamiento después de haber sufrido algún daño personal por el mal estado de la vía pública; en este caso fueron 9.

Un número similar, 7, se correspondió por daños producidos por alguna intervención de personal, léase bomberos, policía local o jardineros. Por tropiezos o caídas , así como por actos vandálicos también se han presentado reclamaciones en el Consistorio, y llama la atención que dos hayan sido interpuestas por robo en un edificio municipal.

El Ayuntamiento asume que años tras año va a tener que resolver las demandas de los ciudadanos que presentan denuncias ante situaciones para ellos lesivas que consideran son responsabilidad municipal. Y lo cierto es que la cifra «no varía demasiado». Una afirmación que hace Laura Torres recordando que si en 2016 las reclamaciones presentadas fueron 43, en el 2015 las que se atendieron fueron 38.

Desembolso económico

Desde el año 2015 el Ayuntamiento ya no dispone de franquicia y las indemnizaciones a las que haya lugar las abona el seguro, así que «no implican un gasto».

Aun así en 2.016 debió abonar 8.798,42 euros, una importante cantidad «que se corresponde con una reclamación que se venía arrastrando desde hace ya algún tiempo.

La compañía de seguros tuvo que reintegrar a los mirandeses en el último ejercicio 2.052 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate