El Correo

Quedan vacantes 129 de las plazas ofertadas en Primero de Infantil para el próximo curso

El colegio Cervantes.
El colegio Cervantes. / A. GÓMEZ
  • Educación considera «alarmante» la pérdida de alumnado que viene registrando la ciudad en los últimos años

Muchos pupitres de primero de Infantil quedarán vacantes el próximo curso. Casi uno de cada tres, si se tienen en cuenta las preinscripciones tramitadas ante Educación por las familias mirandesas. Y es que de las 375 plazas ofertadas por en el primer nivel de escolarización en la ciudad, 129 están libres en estos momentos. Suponen un 34% del total. Un situación que acentúa una reducción de alumnado en esa primera etapa que ya se ha venido constatando en ejercicio anteriores.

De ahí que el director provincial de Educación, Juan Carlos Rodríguez Santillana, no haya dudado en calificar de «alarmante» la pérdida de estudiantes en los últimos cursos y también de cara al próximo, que «no va a ser una excepción en primero de Infantil, que es el que marca el acceso al sistema». Y es que la diferencia entre las plazas ofertadas y las preinscripciones recogidas supone que «hay cinco grupos completos que no han sido cubiertos».

Eso sí, todos las unidades se van a mantener abiertas. No se va a reducir el número de aulas de Infantil. Simplemente, ésas tendrán una ratio inferior, por debajo del máximo de 25 en el que está fijado el cupo.

La pérdida es «constante, muy significativa» y, además, exclusiva de Miranda ya que el entorno de Burgos mantiene el volumen de matrículas y el de Aranda y La Ribera, aumenta claramente. En la ciudad los números evidencian la situación opuesta. Si en septiembre llegaron a las aulas por primera vez 303 niños y niñas de 3 años, la solicitudes tramitadas de cara a septiembre se quedan en 259. Son 44 menos. Una cantidad que Educación considera demasiado elevada. «Lo normas es que las fluctuaciones sean de entre 5 y 10 alumnos, pero no más». Es verdad que las cifras definitivas llegarán en septiembre, cuando comience el curso, pero en las últimos estadísticas el global apenas ha incorporado una docena más.

Elección

La situación también tiene una lectura positiva. Y es que el hecho de que haya menos nuevos alumnos ha posibilitado que «a todas las familias se les ha adjudicado plaza en el centro que solicitaron», recalcó. No hay ninguna que vaya tener que optar por otro colegio. Si ya en su momento la apertura del nuevo Cervantes, que pasó de tener una clase por curso a ofertar dos –ganando 25 plazas–, contribuyó a dar más opciones, el descenso de niños de 3 años ha llevado a que se pueda acudir a la instalación por la que se decante cada familia. Si el año pasado ya solo fueron 3 las familias que tuvieron que elegir una segunda opción, de cara al próximo septiembre nadie se va a ver en esa tesitura.

Esto nos lleva a que todo el mundo tiene aquello que ha pedido, todas las familias van a tener plaza en la opción elegida. Ya hace unos años la incorporación del colegio Cervantes, que pasó de una línea a dos, amplió las posibilidades, se ganaron 200 plazas. Miranda cuenta en estos momentos con 99 unidades de Infantil y Primaria en los centros públicos de la ciudad y 40 en los concertados.

Tampoco se prevé ningún cambio de cara a Secundaria, los centros mantienen sus plazas, si bien hay algún nivel en el que Montes Obarenes tiene algún alumno más que Fray Pedro de Urbina, 3ó 4, pero luego se equilibra. Es una etapa muy uniforme porque todavía no ha llegado el salto que arrancó hace unos años en Infantil y Primaria. Se mantiene un volumen de alumnado más suficiente, cuanto llegue la caída es mas difícil mantener el volumen de grupos por la variedad de optativas, los itinerarios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate