El Correo

El Consistorio volverá a realizar pruebas para detectar fugas de calor en edificios

El estudio se realiza a través de cámaras termográficas que leen la gama infrarroja y miden la calidad del aislamiento.
El estudio se realiza a través de cámaras termográficas que leen la gama infrarroja y miden la calidad del aislamiento. / A. GÓMEZ
  • Comunidades de vecinos y viviendas unifamiliares del municipio podrán solicitar hasta el 10 de febrero las inspecciones termográficas gratuitas

Fachadas mal conservadas, ventanas o cajones de las persianas son algunos de los puntos por los que a menudo se escapa la energía de una casa, señal de un aislamiento deficiente que deriva en un mayor gasto, especialmente de calefacción. A fin de analizar por dónde y en qué cantidad se producen esas fugas de calor en los edificios de la ciudad, el Ayuntamiento vuelve a poner en marcha la campaña de inspecciones termográficas gratuitas dirigida a residentes del término municipal, que ya pueden solicitar la prueba a través de las comunidades de vecinos y viviendas unifamiliares.

La termografía, una técnica que permite captar la radiación infrarroja del espectro electromagnético para conocer los posibles flujos o pérdida de calor entre el interior y el exterior de un inmueble, se realiza utilizando cámaras termográficas o de termovisión sobre una fachada, donde leerán la gama infrarroja y medirán así la calidad del aislamiento.

Enfocada a viviendas habitadas, los residentes y comunidades interesados en someter sus edificios a este análisis pueden formalizar ya sus solicitudes hasta el próximo 10 de febrero rellenando un cuestionario y remitiéndolo por e-mail a Oficina Local de Energía (OLE) o entregándola los miércoles en sus instalaciones, en la Oficina de Turismo del parque Antonio Machado. Una vez solicitado el estudio, como indicaron ayer desde el Consistorio, se procederá a la agrupación de varias peticiones con el objeto de llevar a cabo una ruta de inspección en jornadas que deberán cumplir unas condiciones climatológicas específicas. Concretamente la temperatura deberá ser como mínimo de 10 grados de diferencia térmica entre el exterior y la temperatura confort interior. Además, deberán ser días no ventosos y secos.

Posteriormente, los resultados de la termografía serán entregados a la dirección de correo electrónico indicada en la solicitud, así como una serie de conclusiones y consejos técnicos que orientarán a los residentes a la hora de mejorar la eficiencia energética de sus viviendas. Se trata de la segunda campaña de termografía que ponen en marcha desde el Ayuntamiento sin coste para los ciudadanos. En la primera, en total se acometieron 1.162 analíticas para los 55 edificios de Miranda que lo solicitaron, los cuales comprendían 924 viviendas distribuidas entre las multifamiliares y las unifamiliares. Los resultados más destacables de esos anteriores estudios constataron que un 9% de los edificios inspeccionados presentaba características óptimas desde un punto de vista de la eficiencia energética térmica, siendo edificios que se corresponden, como es lógico, con las construcciones más nuevas.

Mal aislamiento en el 52%

Sin embargo, en más de la mitad de las edificaciones, en concreto en un 68% se detectaron pérdidas en los huecos (a través de las ventanas) debido a la existencia de puentes térmicos. Por su parte, en el 52% de las casas sometidas a la prueba se constató un fallo de aislamiento concreto por la pérdida de calor a través de los cajones de las persianas. Y ya en el 46% de las viviendas que solicitaron una termografía gratuita, los técnicos observaron deficiencias en el conjunto de la envolvente a consecuencia de un insuficiente aislamiento, un problema que nuevamente se produce en las casas más antiguas.

El procedimiento de la termografía está considerado como uno de los más precisos a la hora de identificar las pérdidas de calor y de refrigeración en los edificios. Escapes que se producen por motivos como una construcción deficiente, la falta de aislamiento, su ubicación o por los materiales empleados. Entre las causas de una fuga también figura la existencia de importantes focos de humedad.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate