El Correo

Reclaman que los nuevos servicios incorporen todo el personal preciso

Instalaciones de la Residencia Mixta para la Tercera Edad ubicada en Callejonda.
Instalaciones de la Residencia Mixta para la Tercera Edad ubicada en Callejonda. / AVELINO GÓMEZ
  • Comisiones Obreras advierte que está previsto contratar 13 auxiliares de los 15 fijados para la nueva zona de la Residencia Mixta y pasar dos de otra área de atención asistida

Comparten las bondades del programa ‘En mi casa’ para los usuarios, pero que funcione no depende solo de tener unas instalaciones adaptadas, también hay que contar con personal suficiente para atender a los ‘vecinos’ de ese espacio de la Residencia Mixta; una dotación de profesionales que no puede pasar por reducir el número de trabajadores vinculados a otros servicios tal y como representantes sindicales han alertado que se hará. «El nuevo sistema es bueno, pero no se adapta ni al personal ni a la forma de organización de los centros», denunció María Ruiz, de Comisiones Obreras.

Para atender a los 32 usuarios que acogerán las dos nuevas unidades de convivencia del centro de Callejonda será necesario vincular a esa zona a 15 auxiliares de enfermería, pero la Gerencia de Servicios Sociales solo tiene previsto contratar a 13. Uno más de los inicialmente previstos, ya que los responsables de la administración regional aceptaron ayer incorporar uno más a los 12 que tenían inicialmente incluidas en la Relación de Puestos de Trabajo que quieren aprobar.

Pero seguirían faltando otras 2 para completar el grupo necesario para esa atención más personalizada e individual. Esas, ¿cómo se van a cubrir? Derivando al nuevo servicio a dos trabajadoras que ahora están vinculadas a una unidad conocida como SIII que cuenta con 20 camas, de las que la mitad son sociosanitarias y están destinadas a atender a esas personas que tras salir del hospital necesitan completar su proceso de recuperación. Ahí la Junta considera que el ratio de personal supera la media fijada hace muchos años –cuando el centro aún tenía muchos usuarios válidos– de 15 auxiliares por cada 40 residentes. En estos momentos, atienden a 150 personas y solo 15 son autónomos, aunque también requieren apoyo para el baño y el aseo diario.

De ahí que los representantes sindicales nunca llegaran a creer que para poner en marcha ‘En mi casa’ se iba a retraer personal de otras plantas. «No pensamos que eso pudiera pasar», reconoció Ruiz. Menos aún que se mirara para ellos a esa unidad en la que la mitad de las camas están vinculadas a pacientes de carácter sociosanitario, en virtud de un convenio firmado con el Sacyl. Un aspecto que entiende CC OO que se debería tener en cuenta porque la carga asistencial de esas personas convalecientes es de 1,5 sobre el nivel de atención habitual. «Eso se tendría que traducir en un incremento de 5,6 auxiliares de enfermería sobre la plantilla actual».

Pero la Gerencia se atiene al hecho de que son 11 para 20, cuando para 40 hay 15; sin tener en cuenta, eso sí, que en el turno de mañana dos de los efectivos vinculados a esa área salen fuera para realizar otras tareas como colaborar en el aseo de asistidos, ayudas en desayunos y comidas en el comedor principal, esterilizar el instrumental, limpiar carros de curas en la sala de Enfermería o apoyar a las responsables de terapia ocupacional y fisioterapia llevando hasta su lugar de trabajo a los residentes para que puedan atender a un mayor número de ellos. «Hacemos todas las tareas que haría un correturnos que no tenemos», apuntó Ruiz.

Atender necesidades

Un puesto que entienden que se debería incorporar para tratar de reducir las comisiones de servicios que se realizan (las veces que personal que está de descanso es llamado a incorporarse por necesidades de trabajo). También recordaron ayer la necesidad de contar con otra persona que amplíe la plantilla de fisioterapeutas porque es imposible atender todas las necesidades de rehabilitación de los usuarios y de las 40 personas que acuden al centro de día.

Por otro lado, la delegada sindical considera que la implantación del nuevo modelo, con un servicio más individualizado y «con mejores cuidados», supone un agravio comparativo con el resto de los residentes porque no se debe olvidar que «todos pagan lo mismo y acceden al centro a través de la misma lista de espera». Los cuidados deberían ser los mismos, pero «de una manera muy solapada se están creando residentes de primera y de segunda en los centros públicos». Para evitar que eso pase reclaman que «se equilibre» el personal que presta su servicio en cada una de las áreas.

De momento, lo prioritario para CC OO es que, de cara a la aprobación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) para todos los centros de la región que la Junta espera sacar adelante antes de final de año, se respete el grupo de trabajadores vinculado a la zona de asistidos y se contrate a tantos como sean necesarios para poner en marcha ‘En mi casa’ con 32 residentes. También entienden imprescindible contar con un puesto más de personal de servicio para atender los comedores en el turno de tarde. Se trataría de cubrir una vacante que lleva varios años sin ser cubierta. Debería haber 35 efectivos y hay 34.

Al mismo tiempo, reclaman mejoras en la plantilla de atención directa que es de 56 auxiliares a jornada completa más otros 3 a un tercio en horario de mañana, un grupo para el que piden que pasen a tenerla íntegra.

De momento, sí han conseguido de la Gerencia el compromiso de que a partir del 15 de enero se abrirá una mesa técnica para revisar los ratios de todos los centros de la región. Pero para poder valorar cuáles serían las necesidades de personal por residente primero hay que «recoger datos, negociarlos... Eso supondrá 2 ó 3 años y en la situación actual de los centros se necesita ya un factor corrector, porque la situación es muy precaria».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate