El Correo

Otro paso hacia la tolerancia cero

Otro paso hacia la tolerancia cero
  • El protagonismo para erradicar la violencia contra las mujeres lo adquirieron ayer los mirandeses más jóvenes

La erradicación de la violencia de género, llegar a la tolerancia cero es el objetivo del camino que se ha emprendido. Queda aún mucho para llegar a la meta pero siguen dándose pasos para la concienciación.

La campaña de sensibilización que se viene realizando en la ciudad tiene varios frentes abiertos y ayer fue la jornada en la que el protagonismo lo adquirieron los mirandeses más jóvenes. En primera instancia todas las actividades iban a realizarse en el parque Antonio Machado, «es una manera de conseguir una mayor visibilización», pero la climatología jugó una mala pasada y todas las propuestas tuvieron que trasladarse a la Fábrica de Tornillos.

Fue una pequeña contingencia, pero eso no restó ni un ápice de intensidad a las reivindicaciones. «Pese a los cambios estamos satisfechos con la respuesta y la participación. Con éste y con otros actos tenemos que seguir luchando para que la gente se conciencie sobre la lacra de la violencia machista», apuntaba la concejala de Igualdad, Montse Cantera.

En la jornada de ayer se ofertaron talleres de estampación y de stop motion, una técnica que consiste en hacer fotos y darles velocidad para crear un vídeo. «Trabajamos con grupos y generamos historias. Una vez creadas las editan con las herramientas de las que disponen en tablets y móviles», explicaba Mónica Arana.

Lógicamente, ayer el tema central de las distintas historias construidas en grupo se centraron en la violencia de género y en las fórmulas para su erradicación.

Los participantes en los talleres fueron muchos pero observando los distintos espacios en los que se encontraban los adolescentes quedaba claro que la presencia de chicos era muy minoritaria. «A pesar de que hemos trabajado con los centros escolares se animan más las chicas; ellos todavía se muestran algo reticentes», reconocía Cantera.

Fue una demostración de que aún queda mucho trabajo por hacer y que «es fundamental comenzar el trabajo de la concienciación sobre la violencia en edades tempranas. Tenemos que llegar a la tolerancia cero y conseguir que en algún momento no haya que hablar de estos temas».

Los más pequeños son el futuro y si «comprenden que la violencia es una conducta reprobatoria», se podrán sentar las bases para llegar al objetivo final. Por eso se trabaja en la ciudad con los centros escolares. Y se quiere poner el acento porque en los últimos años se está percibiendo un retroceso en la situación.

Preocupante

La concejala de Igualdad no duda en catalogar la situación como «sorprendente y preocupante» porque la violencia no es el asesinato. «Eso es el cúlmen de lo que empieza con pequeñas cosas como, no salgas con esa ropa, no vayas con tus amigas, en definitiva con el control que por ejemplo se hace a través del móvil. Todo empieza con eso y lo sorprendente es que muchos adolescentes lo ven como algo normal. Así que creo que tenemos que trabajar para abrirles los ojos a lo que no es normal, para que sepan que cada uno tiene que decidir por sí mismo y que el no, siempre es no».

En eso es en lo que se incidió durante la mañana de ayer con los mirandeses más jóvenes que pudieron participar en los talleres y también disfrutar con la música disco y con el rap Así, con la música en como se puso el punto y final a las actividades de la jornada. De hecho fue un grupo de alumnas del colegio Sagrados Corazones, el que se subió al escenario para enviar el mensaje que flotaba en el ambiente, y que no era otro que el de la necesidad de erradicar de una vez por todas la violencia contra las mujeres.

No cabe duda de que quienes participaron estaban concienciados de la problemática actual; ellos van a tener que ser en el futuro más inmediato los que consigan que esta lacra que sigue sacudiendo a la sociedad se convierta en un mal recuerdo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate