El Correo

Premio al ‘Gris Perla’ de Ernesto Tubía

Premio al ‘Gris Perla’ de Ernesto Tubía
  • 24 historias han concurrido a la 23 edición del certamen de Relatos de Igualdad

Ernesto Tubía Landeras, de la localidad riojana de Lardero, se alzó ayer con el primer premio de la vigésimo tercera edición del concurso de Literatura Relatos de Igualdad gracias a un trabajo titulado ‘Gris Perla’ y que el jurado quiso destacar de entre los 24 escritos presentados. De ellos, 16 procedían de fuera de la ciudad y 8 tenían como autores a escritores mirandeses. También fueron más los hombres, hasta 15, los que se animaron a dar su visión sobre la igualdad y los caminos para conseguirla; algo que hicieron 9 mujeres.

En este caso, el relato ganador comienza con la descripción de los miedos e inseguridades de una mujer con baja autoestima, dudas existenciales y pesimismo, que cuenta diversas experiencias de su vida acabando con el crudo episodio de una violación a cargo de su pareja. De forma sorpresiva se produce un encuentro no se sabe si real o irreal, eso sí, balsámico y liberador, con una anciana de ojos gris perla que le ilumina la conciencia y a la cual se sincera recibiendo a cambio consejos existenciales clarificadores en el camino a seguir y en el encuentro consigo misma.

Un hecho que propicia un cambio para afrontar de nuevo la vida con fuerza e ilusión y que marca el punto de inflexión para iniciar el proceso de denuncia por violación, imprescindible para retomar la dignidad y la seguridad en sí misma, en el camino a la felicidad. Concluye el relato y su vida con el reencuentro con aquella joven sin rumbo que reconoció como ella misma.

El segundo premio fue para Beatriz Ugalde Mora, de Haro, con la obra ‘La dama del volante’, en la que se cuenta la experiencia de una mujer camionera madre de familia;y el tercero para el asturiano Yosé Álvarez Mesa, por el relato ‘Destinos’, una historia que refleja los estereotipos contra la igualdad entre hombres y mujeres y también la presión social sufrida por la condición sexual.

El accésit al mejor trabajo presentado por una persona de Miranda que no hubiese obtenido ninguno de los premios principales de esta edición del concurso fue para la obra ‘La metamorfosis de Alicia’, de Ángela Martínez Santa Cruz. Su narración se hilvana a través del sueño de su protagonista, en el que ve la aportación de mujeres a lo largo del tiempo, siendo cada cual una pluma que se convierte finalmente en las alas de las mujeres del futuro.

Una historia ésta que, al igual que el resto, cumple la misión de reflexionar sobre los micromachismos en la vida cotidiana, incide sobre las imágenes estereotipadas y promueve el cambio de los valores que atribuyen roles diferentes en función del sexo de las personas. «El objetivo del certamen se sigue cumpliendo y se hace con relatos de calidad», valoró la concejala de Igualdad, Montserrat Cantera, que no dudó en animar a la participación en próximas ediciones, fundamentalmente a los jóvenes.

Y es que tiene claro que es fundamental trabajar «desde las bases» para prevenir el machismo. «Los jóvenes y adolescentes son el futuro y hay que concienciarles para que rechacen y radiquen determinados comportamientos que acaban en asesinatos», zanjó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate