El Correo

La banca reduce su presencia a pie de calle en Miranda con el cierre de dos sucursales

Oficina del BBVA en la calle de La Estación.
Oficina del BBVA en la calle de La Estación. / AVELINO GÓMEZ
  • El BBVA clausurará su oficina de La Estación a final de mes y La Caixa anulará la ubicada en la calle Vitoria cuando concluya la reforma dela sede de San Agustín

La crisis económica primero y la apuesta por la banca ‘on line’ y el cambio de modelo de servicio después, han llevado a Miranda a perder hasta el 40% de las sucursales que bancos y cajas de ahorro tenían abiertas en la ciudad. Un porcentaje que crecerá en breve, cuando se materialice el cierre ya previsto de otras dos oficinas. La primera que dejará de prestar servicio será la que el BBVA tiene ubicada en la confluencia de las calles La Estación con El Cid. A final de mes la entidad vasca pasará de tener tres puntos de referencia a quedarse con dos, uno de ellos en la esquina de Comuneros de Castilla con Ramón y Cajal y el otro, en la calle Vitoria.

A este último emplazamiento se ha pedido a buena parte de los clientes con cuentas abiertas en la sede que se va a clausurar que se dirijan para realizar sus gestiones a partir del día 27 de este mes. Allí también está previsto trasladar a los dos trabajadores que ahora atienden en la de La Estación, una oficina con un importante número de clientes y que cuenta con un cajero, que también se eliminará, en el que se contabiliza un elevado número de operaciones.

A éste cierre le seguirá otro que se prevé para antes de final de año. La eliminación de la sucursal que La Caixa tiene en el número 39 de la calle Vitoria está vinculado al final de las obras que se están realizando en la sede ubicada en la esquina de San Agustín con La Estación, de la que pasará a depender el personal que atiende en la que está previsto clausurar. Aún así, esta entidad seguirá ocupando el primer puesto en lo que a número de oficinas abiertas en la ciudad se refiere. Pasará de tener 7 a contar con 6; dos más que Ibercaja, la segunda en número de sedes abiertas, que tiene 4. Otros dos emplazamientos mantiene el Banco Santander, mientras que el resto de las firmas que mantienen oficina abierta en la ciudad cuentan con una localización.

Una de las vías que más concentra es La Estación, que acoge hasta una decena, si incluimos todas con fachada a esa calle, aunque al ocupar una esquina su acceso figure vinculado a otra, como sería el caso de la de La Caixa de San Agustín. Eso sí, llegó a acoger al menos cuatro más. Absorciones de unas marcas por otras, las uniones o, simplemente, la renuncia a tener presencia física en la plaza, ha hecho que en los últimos años además de cambios de nombres o de siglas en la ciudad haya habido un buen número de movimientos y traslados de sede.

Los nuevos cierres ahora confirmados se suman a otro consumado también este año: el de la oficina de Ibercaja en la plaza de España, que a finales de junio supuso la desaparición de la única sucursal bancaria abierta en Aquende y en la que se realizaban buen parte de los pagos de recibos municipales.

Miranda ‘store’

En el caso de La Caixa la reducción del número de oficinas (de 7 a 6) viene acompañada de la apuesta de la entidad por incluir la ciudad en un nuevo concepto de negocio que se va a implantar en su sede de San Agustín. Un local de unos 600 metros repartidos en dos plantas en la que ya se trabaja para crear la ‘Miranda Store’, un modelo de relación con los clientes que fomenta la innovación, la transparencia y la cercanía y que confían en estrenar en la segunda quincena de diciembre.

Las nuevas oficinas de gran espacio –de las que solo hay 58 en todo el país– eliminan los mostradores para apostar por las mesas de atención personalizada e incorporan pantallas o tablets en las que los clientes puedan seguir las explicaciones del asesor que les esté atendiendo. Además, se incluirán espacios de espera diseñados a modo de sala de estar, con sofás y sillones.

La nueva oficina también va a disponer de varias pantallas a través de las cuales se difunden los contenidos de los programas de Obra Social. Además, los gestores de la sucursal proporcionarán asistencia en la zona de la oficina en la que el cliente lo requiera. El objetivo es potenciar en todo momento la relación del empleado con el cliente, acompañándolos en todo momento en el recinto. También se podrán realizar tarjetas sobre la marcha en una máquina expendedora.

Para poder llevar a cabo ese proyecto ha sido imprescindible elegir una oficina suficientemente grande y con un volumen importante de clientes –de ahí la portabilidad de los de la sede de la calle Vitoria–.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate