El Correo

Los escolares mirandeses podrán desarrollar sus ‘superpoderes’ intelectuales con un innovador método

Alumnos en plena sesión.
Alumnos en plena sesión. / ALOHA
  • Una entidad privada avalada por la Sociedad Española de Pedagogía comenzará a impartir sesiones en la ciudad próximamente

La atención y la concentración, la memoria fotográfica, el pensamiento lógico, la habilidad de cálculo, la orientación... Son algunos de los particulares ‘superpoderes’ que poseen los niños en etapa escolar y que, de no ser ejercitados, permanecerían en estado latente. Una entidad privada que ha diseñado un entrenamiento específico para ayudar a los alumnos a alcanzar un mayor potencial y desarrollar sus capacidades intelectuales llegará próximamente a la ciudad, donde se impartirán estas sesiones avaladas por la Sociedad Española de Pedagogía.

Este programa que actualmente siguen 15.000 estudiantes a nivel nacional (260 de ellos en la provincia) se imparte «en colegios públicos, privados y concertados, así como en academias y centros autorizados como actividad extraescolar o asignatura curricular», señalan los responsables de Aloha Mental Arithmetic. Un método presente en medio millar de centros escolares de España y en 36 países de todo el mundo que se inspira «en el uso del ábaco como elemento clave para el aprendizaje de la aritmética mental. Gracias al programa, los niños aprenden a realizar operaciones aritméticas de hasta 17 dígitos sin la ayuda de calculadora, lápiz o papel», explican.

Desde la entidad todavía desconocen si las sesiones en Miranda se iniciarán «con un grupo experimental, en una academia o en un centro educativo», si bien prosiguen que su sistema «incide directamente sobre la capacidad de aprendizaje, concentración y observación de los alumnos. Este hecho se traduce en una mejora generalizada del rendimiento escolar que va mucho más allá de las matemáticas y que afecta al resto de asignaturas».

Dirigido al alumnado de entre 5 y 13 años de edad, el objetivo del método es «dotarles de las herramientas necesarias para afrontar con éxito los retos del futuro».Sin irnos al porvenir, la era actual ya ha experimentado una revolución tecnológica de forma que ya no es necesario memorizar números de teléfono, direcciones o fechas. «La tecnología nos hace la vida más fácil, pero no hay que olvidar que el cerebro es como un músculo que cuanto más se entrena más se desarrolla». ¿Cómo ejercitarlo? «Memorizando, dejando volar su imaginación, razonando o buscando soluciones alternativas a problemas cotidianos».

En las clases del programa Aloha (acrónimo de Abacus Learning of Higher Arithmetic) se realizan ejercicios como, por ejemplo, matemáticas divertidas, juegos de inteligencia o retos mentales que ponen a prueba el pensamiento lógico y la capacidad de análisis. También se desarrollan ‘Misiones especiales’ consistentes en clases diferentes donde de forma esporádica el grupo se enfrenta a desafíos pedagógicos como «resolver operaciones aritméticas a gran velocidad, memorizar series, comparar imágenes...».

Conexiones neuronales

Son tres las claves sobre las que se fundamenta este programa «de cárácter lúdico e interactivo»: juegos didácticos, cálculo con ábaco y aritmética mental». ¿Por qué para niños de entre 5 y 13 años? «Es uno de los periodos –aseguran los expertos– en los que el cerebro presenta mayor plasticidad ya que es el momento en el que se definen las conexiones neuronales». Al mismo tiempo, a través de este programa de desarrollo mental «los alumnos ejercitan simultánemante los dos hemisferios cerebrales, sacando más partido a su capacidad intelectual».

Por su parte, todos los docentes que imparten las sesiones «tienen formación específica en Magisterio, Pedagogía, Psicopedagogía o Psicología».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate