El Correo

La Cofradía logra superávit pese a gastar más en subvenciones

 Álvaro de Gracia, ayer en el Centro Cultural de Caja de Burgos.
Álvaro de Gracia, ayer en el Centro Cultural de Caja de Burgos. / AVELINO GÓMEZ
  • Ha destinado 7.000 euros más a las cuadrillas y 6.000 a billetes de autobús

El apoyo a las cuadrillas, la subvención del billete de autobús a La Laguna y el seguro de daños de las casetas han elevado el gasto al que la Cofradía ha tenido que hacer frente este año. Estos capítulos se han llevado 14.000 euros más. Una partida importante pero que no ha evitado que la entidad sanjuanera haya cerrado el año (con las cuentas a 18 de octubre) con un superávit anual de 3.492,58 euros, tal y como se puso ayer de manifiesto en la asamblea general ordinaria celebrada en el Centro Cultural de Caja de Burgos con alrededor de medio centenar de asistentes.

La subvención a las cuadrillas es el desembolso más importante que se ha realizado a lo largo del presente ejercicio. La cuantía alcanza los 23.956 euros, 7.000 más que en la anterior edición. En 2015, a este capítulo se destinaron 16.925. El incremento ronda el 15% y es el más importante de los asumidos este año en el que a las cuentas se han cargados otros conceptos nuevos.

Uno de ellos la subvención de los billetes de autobús para subir a La Laguna el día de San Juan. Una decisión adoptada al tiempo que la Cofradía optó por asumir la gestión y organización del servicio, con el objetivo de evitar los problemas detectados un año antes en el servicio. Esta medida se ha traducido en un gasto efectivo de 6.549 euros, uno por cada billete adquirido con el carné de cofrade. Aunque menor, nuevo también ha sido el desembolso de 1.000 euros por un seguro colectivo para las cuadrillas en el monte y que se ha revelado útil, ya que «algunos grupos han sido indemnizado por daños en las casetas».

Pero, pese a la incorporación de nuevos pagos, el total del gasto ha quedado por debajo del realizado en 2015. Si hasta ahora, la Cofradía ha desembolsado 170.989 euros, el pasado ejercicio ese montante ascendió a 238.066 euros. Fueron 67.077 más. Diferencia que casi coincide con el gasto extraordinario que supuso la subvención a las cuadrillas para la reparación de las cubiertas, que ascendió a 71.425, y a los que se sumaron otros 3.574 como pagos derivados de esas obras, según el balance económico facilitado por la Cofradía de San Juan del Monte.

Por su cuantía, otro de los gastos más importantes ha ido a costear las verbenas. En total han sido 20.750 euros; pero que han supuesto 5.000 menos que en 2015. También ha sido menor el presupuesto del fin de semana de Blusa que ha costado 9.740, frente a los 11.315 del pasado ejercicio; aunque el desembolso se supera si se incluyen los 4.415 invertidos en la primera edición del concurso de charangas.

Al alza se ha movido la inversión realizada en el día de Sanjuanín. Lógico si se tiene en cuenta que es una jornada por la que se ha decidido apostar firmemente y que año tras año aumenta la oferta de actividades de la que pueden disfrutar los mirandeses. Se ha pasado de un gasto de 3.900 a 5.255 euros.

Numerosos son los actos que se realizan durante los ocho días en los que se concentran las celebraciones (contando el fin de semana del Blusa y el Día del Ermitaño), incluyendo Bombazos, ochotes, jotas, actuaciones musicales, concursos, galas... y eso tiene un impacto directo en el gasto. De hecho, ese capítulo ha consumido este ejercicio el 59,79% de la inversión realizada por el colectivo. En total, han sido 102.240 euros, un 5,5% más que en 2015, cuando la cuenta ascendió a 96.617.

Más ingresos

Más de un 11% del presupuesto se ha llevado los gastos de gestión. Un capítulo que asciende a 19.449 euros y que incluye, por ejemplo, los 4.401 destinados al pago de programas de fiestas y carnés de socio, los 3.000 de seguros, los 2.130 de comisiones de mediación o los 2.677 de gastos de oficina. A inversiones publicitarias se han destinado 9.671 euros, de los que 5.300 han ido a sufragar la revista Sanjuanero.

Sumados éstos y otros pagos propios de la actividad, el total se ha mantenido por debajo de los ingresos que, a fecha 18 de este mes, habían alcanzado los 174.481 euros. De ellos, un 40%, el porcentaje más elevado, se ha ingresado gracias a la aportación de los cofrades, por el pago del carné de socio. Un montante que ha alcanzado los 70.462 euros, 420 más que el pasado ejercicio.

A las subvenciones oficiales recibidas se ha debido el 34% del dinero disponible. El total de este capítulo ha ascendido a 59.530 euros, 10.000 más que en 2015, gracias al aumento de 5.000 euros en las ayudas del Ayuntamiento (30.000) y de la Junta de Castilla y León (10.000). La Diputación ha contribuido con otros 5.000 y la propia fundación de San Juan del Monte ha aportado 14.530.

Gracias al apoyo de patrocinadores y colaboradores se ha podido contar con 276.748, una cuantía similar a la del ejercicio pasado. La colaboración empresarial se ha traducido en 17.143 euros; los donativos de comercios, en 4.355 y los ingresos por publicidad de la revista, en 5.250 euros. Otros 17.739 euros se han ingresado por la venta de entradas, productos corporativos, donativos o los puestos de venta ambulante. Si bien, en este epígrafe se ha constatado un notable descenso, pasando de los 11.643 del pasado ejercicio a los 6.445 de 2016.

Con todas estas cifras de ingresos y gastos, el balance de situación a mediados de este mes marcaba un disponible que ascendía a 33.525. Un ‘colchón’ que la junta directiva considera «razonable» y que es el que ha tratado de mantener todos los años que llevan al frente de la entidad. Y es que aunque tienen claro que el objetivo de la Cofradía no es ganar dinero es importante tener una cuantía disponible a la que poder recurrir en caso de que se produjera una emergencia. Además, hay que tener en cuenta que el balance económico no incluye los números de la Fundación San Juan del Monte, cuya dotación fundacional es de 30.000 euros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate