El Correo

Hernando defiende que la bajada del IBI tendrá una «amplia mayoría» de votos

  • Miranda Puede tacha de «insignificante» la reducción de 4 puntos en el tipo respaldada por el PP y que se debatirá en un pleno el lunes

as ordenanzas fiscales que pretende aprobar el equipo de gobierno para el 2017 representan una propuesta «muy meditada y responsable», de forma que los contribuyentes «puedan experimentar en su bolsillo una contención pero sin perder de vista que hay que mantener unos servicios y un personal y hay que incrementarlo en algunos casos». Con estas palabras, la regidora, Aitana Hernando, valoró ayer que, tras la última comisión de Hacienda, el planteamiento fiscal de su equipo de gobierno contará con una «amplia mayoría en su aprobación», destacando que se ha aceptado reducir un punto más el tipo del IBI en Urbana, desde el 0,60% hasta el 0,56% –inicialmente propusieron disminuirlo al 0,57%–.

Bajar más ese porcentaje era una de las condiciones que puso el PP, principal grupo de la oposición, para dar su respaldo a las ordenanzas. «A todos nos encantaría bajar más, pero no se podrían mantener los servicios y el personal», argumentó la alcaldesa, que anunció la convocatoria del pleno donde se debatirán las ordenanzas para el lunes. Respecto a los demás partidos, «Ganemos formuló su propuesta el día que se dictaminaba en comisión informativa», con lo cual «era bastante complicado reflejarlo, ya que el expediente conlleva la realización de estudios e informes».

Este grupo solicitaba una bonificación en el IBI para familias desfavorecidas que «ya está recogida en las ordenanzas desde hace 3 años a propuesta de IU, que en aquellos tiempos estaban más dispuestos a sentarse a negociar con el PSOE». Con respecto a Miranda Puede, «se ha aceptado la práctica totalidad de sus peticiones; IAE, licencias de apertura, la tasa de población canina, vehículos y el polideportivo». En cuanto al IBI, «desde el equipo de gobierno propusimos la bajada del tipo que contiene la subida anual del valor catastral. Como la oposición en bloque solicitaba que esa reducción se refleje en el recibo, se ha aceptado y se ha fijado en el 0,56%». Ello implica «que el Ayuntamiento dejará de percibir 200.000 euros, que sumado a la bajada del tipo de Vehículos y al resto de ordenanzas es una pérdida de ingresos, pero a la vez es responsable», defendió Hernando.

A este respecto, desde Miranda Puede han denunciado la existencia de un «pacto previo» a la comisión de Hacienda entre el PSOE y el PP que «truncó la posibilidad de conseguir una mayor reducción en el recibo del IBI para todos los mirandeses, tal y como se proponía desde nuestra formación». «Todo ello por poder aparecer ante la ciudadanía como los conseguidores de una insignificante rebaja que a la larga no va a ser siquiera perceptible», censuran sobre los populares de Miranda.

« Sin opciones de acuerdo»

Según denuncian desde Miranda Puede, a la hora de negociar con los socialistas «el escollo más importante fue el IBI, el cual pretendíamos reducir un 15%. Viendo que no era posible por la merma económica que suponía para las arcas municipales, se propuso la bajada del 0,60% al 0,55%». Sin embargo, «todas nuestras negociaciones fueron en vano ya que en la última comisión no hubo opciones de acuerdo». «Todo este alarde negociador del PP podría haberse traducido en un cumplimiento de plazos a la hora de presentar las propuestas, que de este modo habrían podido ser consensuadas con el resto de grupos».

Y es que «la fecha límite para presentarlas era el 16 de septiembre y fue escrupulosamente cumplida por nuestro grupo, a diferencia del resto de la oposición», protestan desde esta formación.

También en relación al Impuesto de Bienes Inmuebles, la regidora quiso poner el acento en el «problema» que supone la revisión de valores catastrales existente en la actualidad. Además de recordar que no es competencia municipal, agregó que «realmente es excesiva» y «es necesaria una revisión a la baja». «Desde el Ayuntamiento lo estamos solicitando». Hernando señaló que ya ha remitido dos escritos, al tiempo que la concejala de Hacienda, Laura Torres, «lo ha planteado en todas las reuniones del catastro a las que ha acudido».

Esa revisión a la baja resulta «necesario e importante», dado que «no solo afecta al IBI sino a Residuos y Plusvalía. Tendría repercusiones importantes para bolsillo de los mirandeses». Esa reducción habría que solicitarla en 2017 para que entre en vigor en 2018, apuntó. «Ojalá se produzca». Finalmente, sobre el debate de las ordenanzas, «voy a establecer que sea único, pero con la votación por separado».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate