El Correo

Aumenta un 4% el número de asuntos que llegan a los juzgados de la ciudad

Miranda cuenta con dos juzgados de primera instancia e instrucción.
Miranda cuenta con dos juzgados de primera instancia e instrucción. / AVELINO GÓMEZ
  • El 60% de los casos del segundo trimestre tuvo como destino la jurisdicción penal, incluidos 61 de violencia machista

Casi un millar de casos nuevos llegaron a los juzgados mirandeses durante el segundo trimestre del año. Exactamente fueron 990 expedientes, tal y como se recoge en la estadística de actividad presentada por el Consejo General del Poder Judicial. Un número que marca un aumento del 4,1% respecto al volumen de casos ingresados entre enero y marzo. Entonces, el total alcanzó los 949 y entre abril y junio hubo 41 más.

De ellos, algo más del 60% tuvo como destino la jurisdicción penal. Un porcentaje que superaba en 10 puntos al volumen de los que se atendieron en ese ámbito durante el primer trimestre. En el segundo se ingresaron 601 asuntos, distribuidos entre los 540 dirigidos a los juzgados de primera instancia e instrucción y los 61 vinculados al de violencia contra la mujer, hasta 18 más que entre enero y marzo.

Cifras a las que hay que sumar los 389 asuntos –casi un centenar más que en la estadística anterior– que se incorporaron a la jurisdicción civil entre abril y junio, haciendo que la media de procesos por juzgado alcanzara los 495 para cada uno de los dos con los que cuenta la ciudad y en los que la actividad penal superó notablemente a la civil (300 frente a 194). Durante ese mismo periodo, los tribunales mirandeses resolvieron 996 asuntos, seis más de los que llegaron nuevos y 127 más que en el primer trimestre del año. De los que se solventaron, 544 se corresponden con el ámbito penal, incluyendo los 21 relacionados con el machismo. Los otros 296 restantes se sentenciaron en el ámbito civil.

Al llegar al ecuador del ejercicio, se encontraban en trámite 1.550 expedientes, casi un centenar menos que en marzo, que acabó con 1.641 casos pendientes de resolución. De los que estaban a la espera al empezar el verano 751 se correspondían con la jurisdicción civil y 799 con la penal (de los que 146 estaban vinculados a violencia contra la mujer). La cifra global también es inferior a la registrada al inicio del año. 2016 arrancó con 1.630 expedientes abiertos.

En lo que a la resolución general de casos se refiere, durante el segundo trimestre en el partido judicial de Miranda se dictaron 165 sentencias –28 más que de enero a marzo–, de las que 73 se correspondieron con asuntos de la jurisdicción civil y 92 de la penal (5 de ellos sobre maltrato). A esos se sumaron otros 452 autos emitidos (17 más que en la estadística anterior), principalmente, en el ámbito penal, de donde salieron 341. Más del 75%. Los otros 111 fueron de las salas de los civil. Los procedimientos se completaron con 180 decretos, frente a los 135 del primer trimestre. En la última estadística la mayoría de ellos –hasta 168– fueron del área civil.

La estadística del Consejo General del Poder Judicial apunta también el número de sentencias ejecutadas durante el segundo trimestre de 2016. En ese tiempo se registraron 107, 3 más que en el periodo anterior, y se resolvieron 44. Una cuantía que queda muy por debajo de la que pasaron ese trámite entre enero y marzo, cuando llegaron a ser 125. De ahí que al acabar el periodo se encontraran en trámite de ser cumplidas 1.175, frente a las 1.109 que había al arrancar abril. La diferencia al alza fue de 66.

La gran mayoría de las que se encontraba en curso se correspondía con el ámbito civil, hasta 1.075, frente al centenar del penal y entre las que no hubo ninguna vinculada al juzgado de violencia contra la mujer.

Mayor resolución

La tasa de resolución de la jurisdicción civil en Miranda durante el segundo trimestre fue del 1,16, lo que supone que se cerraron más casos de los que llegaron nuevos, incluso más que entre enero y marzo, cuando el nivel llegó al 1,05. Pero no ocurrió lo mismo en el ámbito penal, en el que el resultado fue del 0,91, aunque mejoraba la situación de la estadística anterior que se quedó en el 0,86. La tasa general en las dependencias judiciales de la ciudad fue del 1,01, lo que implica que se concluyeron más expedientes de los que se recibieron.

En lo que se refiere al conjunto de la provincia, a los tribunales burgaleses entre abril y junio llegaron 10.768 asuntos, que suponen una media de 316,71 para cada uno de los 34 órganos judicial habilitados. Salas que resolvieron un mayor número de casos de los que entraron. En conjunto, dieron salida a 11.030 expedientes; aunque al acabar el periodo aún estaban en trámites otros 12.947.

En el conjunto de las jurisdicciones de Burgos se emitieron 2.915 sentencias, de las que 1.171 se correspondieron con el ámbito civil y otras 1.156 con la penal, a las que se sumaron 189 de la contencioso administrativo y 399 a la social. En ese mismo periodo se dictaron 4.723 autos, capítulo en el que destacaron los del área penal, que acaparó 3.302. También se tramitaron 3.166 decretos. Aquí fue la sección civil la que destacó, con 2.395. En términos generales, la tasa de litigiosidad en el conjunto de España en el segundo trimestre del año fue de 34,2 asuntos por cada 1.000 habitantes.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate