El Correo

Una búsqueda para un día muy especial

Una búsqueda para un día muy especial
  • El showroom de bodas y comuniones sirve para comprobar la oferta del sector que ve como la demanda se incrementa

Vestido, restaurante, qué ofrecer a los invitados o comprar las alianzas. Todos estos elementos son algunos de los detalles a tener en cuenta para una boda. Elecciones de los que se dio una buena muestra en el showroom de bodas y comuniones celebrado en el restaurante El Pastor en el día de ayer. En definitiva, multitud de alternativas en su mayoría de la ciudad, para unos novios que en muchas ocasiones tan solo pueden hacer equilibrismos entre lo que quieren organizar y la factura final.

Todo ello en un sector que parece que deja atrás tiempos en los que la cartera pesaba por encima del resto de factores. Así lo ven desde dentro, tras un verano en el que muchos de los expositores que se dieron cita no han parado de trabajar. Una sensación que parece que continuará de cara a la próxima temporada, después de la pasada que ha sido «preciosa con muchas bodas», afirma Cristina España desde el restaurante El Pastor, donde ya están pensando en la próxima campaña «que ya está en marcha, en la que quedan fechas libres, pero ya está más o menos», confiesa. La localización es uno de los puntos más importantes, donde hay una mayor complicación en cuanto a fechas y que también ha ganado peso gracias a la «la tendencia», resalta España, de desarrollar todo en un mismo lugar.

Además se detecta que «la gente se gasta un poco más y no solo se mira el dinero», advierten en Tapia, donde ofrecen a los novios qué regalar a sus invitados. Una mejoría que también se reconoce desde otros expositores, como una de las responsables del showroom, la fotógrafa Laura Murga, que confiesa que lleva «todo el verano trabajando».

Murga además es una de las profesionales jóvenes que se han incorporado al mundo de las bodas en la ciudad. Un caso que también se encontraba en otros puestos como el de Olivia Bornachea, con sus tocados de ‘Maldita Locura’ o Janire Fernández y Estíbaliz Abecia con sus diseños de ‘Jeje Desing’. Dos casos que a su vez reflejan que los gustos cada vez tienden más a contar con elementos «únicos», comenta Bornachea. Por otra parte, como explican en Jeje la variedad en cuanto a diseño y elementos de diseño de papelería han crecido mucho, como sucede con las invitaciones personalizadas que cada vez solicitan más los protagonistas.

Por toda esta variedad, con este tipo de iniciativas se intenta «facilitar a los novios la labor de lo que va a ser su boda», explican desde El Pastor. «Unas pistas», confiesa España, que afirma que lo que necesita toda pareja que se va a casar son ideas para poder disfrutar de su día.

Una visión compartida desde la otra parte, la de los novios. Parejas como la de Sergio y Laura o la de Isidro y Sara que acudieron para «coger ideas porque todavía nos faltan muchas cosas que coger», explica Isidro que se casará el próximo agosto. Algo similar explica la otra pareja que apunta a que estas ferias sirven para «ver cosas que no tenías pensadas» pero que se pueden sumar a la lista.

Así se desarrolló esta iniciativa en la que este año se ha incluido a las comuniones. Una jornada en la que los padres cada vez ponen más interés. De hecho, Murga explica que los preparativos «se empiezan a preparar en octubre». Una evolución que también se ve desde Tapia, donde aclaran que cada vez «se toma más como una boda».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate