El Correo

La climatizada tiene una fisura de casi 40 centímetros que ya se está reparando

Las tareas de reparación en la única instalación cubierta de la ciudad se desarrollan desde hace días con diversas catas y pruebas de llenado.
Las tareas de reparación en la única instalación cubierta de la ciudad se desarrollan desde hace días con diversas catas y pruebas de llenado. / AVELINO GÓMEZ
  • El Ayuntamiento prevé llenar hoy el vaso para comprobar que no hay más fugas y repavimentar

La piscina climatizada sigue inmersa en los trabajos de reparación de la segunda fuga de agua localizada tras hallar y proceder a subsanar un primer escape, detectado el mes pasado. Este segundo foco de pérdida se constató «en la zona central de la piscina, a unos dos metros de donde se localizó la primera», especificó ayer la alcaldesa, Aitana Hernando. Se trata de «una fisura de casi 40 centímetros de longitud» que precisamente en la jornada de ayer fue objeto de reparación por parte de profesionales especializados.

Después de que se hayan traído hasta la instalación una serie de piezas que necesariamente había que reponer, «si se consigue que todo vaya según lo previsto, a última hora de hoy se empezará a llenar de agua la piscina para ver cómo se comporta, como hicimos con la anterior avería y su reparación». Si la prueba resulta exitosa y no hay ningún otro tipo de incidencia, «se tapará la zanja y se repavimentará», avanzó la regidora.

Con el arreglo de esta última fuga, que apareció «durante la ejecución de los trabajos de reparación de la primera», desde el Ayuntamiento esperan poner fin a un periodo de varios días en los que los usuarios no han podido acceder a la pileta, la única instalación cubierta de la ciudad. Un equipamiento que se clausuró el pasado 26 de septiembre. «Como ya nos ocurrió con la primera fuga y durante la reparación apareció una segunda, no me atrevo a dar una fecha de apertura, pero se está trabajando lo más rápido posible para que pueda tener lugar cuanto antes. Entiendo la molestia que supone para los mirandeses que esté cerrada», trasladó Hernando.

Tras la aparición del primer foco desde donde se escapaba el agua y su correspondiente arreglo, un segundo punto de rotura obligó al Consistorio a persistir en las catas realizadas a lo largo de varias jornadas. La climatizada seguía perdiendo líquido, por eso, aunque la empresa encargada de reparar la primera fuga continuó buscando otras posibles fugas en la instalación, desde la concejalía de Deportes se optó por contratar los servicios de una firma especializada en la localización de este tipo de filtraciones sin tener que romper el revestimiento para descubrir la tubería.

Maquinaria específica

Las labores de esta empresa que cuenta con una maquinaria específica han dado comienzo esta misma semana. De su resultado dependerá si finalmente hay que modificar el presupuesto de obras aprobado inicialmente y que se fijó en 3.800 euros. Los parcheos realizados hasta el momento no han supuesto un gran desembolso, puesto que se han centrado únicamente en tuberías, de más fácil acceso para los técnicos. Ahora habrá que esperar para conocer la cuantía que sumarán las nuevas intervenciones.

Aparte de las molestias generadas por el cierre de la instalación, hay que tener en cuenta que las fisuras dejaban salir diariamente más de 20.000 litros de agua –cantidad que desde el grupo municipal de IU cifraron en 50.000– que todas las jornadas había que reponer, sumando además otros tantos de renovación obligatoria en base a la normativa regional.

De manera paralela se ha desarrollado el traslado de calderas desde el sótano a la primera planta. Era una tarea pendiente y planificada, y se ha optado por ejecutarla aprovechando el vaciado del vaso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate