El Correo

Una empresa especializada buscará fugas de agua en la climatizada a partir del lunes

Una empresa especializada buscará fugas de agua en la climatizada a partir del lunes
  • Los trabajos de reparación de algún punto de pérdida ya localizado continuarán este fin de semana

Las catas y los trabajos realizados a lo largo de toda la semana no han dado resultado y la piscina climatizada sigue perdiendo agua. De ahí que, aunque la empresa encargada de reparar la rotura inicialmente detectada siga en la instalación buscando otros posibles puntos de pérdida, la concejalía de Deportes haya optado por contratar a una firma especializada en la localización de fugas sin tener que romper el revestimiento para descubrir la tubería. «Queremos que nos digan exactamente por dónde se va el agua, para no picar por picar», apuntó el responsable del departamento, Alexander Jiménez. Y es que las rozas que se han ido haciendo desde que en la madrugada del miércoles se constatara que el nivel de llenado bajaba pese a que ya se había reparado la tubería en la que se había detectado la rotura, no han permitido localizar los puntos por donde se escapa el agua. Evidentemente, «se ha notado que la pérdida no es tan elevada, pero también se ha constatado que hay bastantes más lugares por los que se va», detalló.

De hecho, algunos creen que los tienen localizados por lo que este fin de semana está previsto que continúen los trabajos en la instalación para picar en aquellas zonas en las que pueden estar esos puntos, ya que «es ahí justo donde tenemos las humedades de la pared». De todos modos, confían en que el lunes la maquinaria especializada de la empresa a la que han contratado indique con certeza todas las zonas en la que pueda haber una fuga, por pequeña que ésa sea.

En función de su dictamen habrá que ver si es necesario modificar el presupuesto de obras aprobado la pasada semana y que ascendía a 3.800 euros. Aunque por ahora no se ha agotado, ya que el coste de la tarea planificada inicialmente ha sido bastante más bajo, dado que hallar la rotura fue sencilla y también su reparación. En apenas cuatro horas estaba localizada la fuga en la canalización de la red impulsión que atraviesa el muro por el que se pasa de la sala de máquinas al espacio de playa del recinto de la piscina y por la tarde había sido reparada. Así que «de ese dinero iremos tirando hasta donde dé y si luego hay que hacer otro contrato se hará», avanzó Jiménez, que tiene claro que el objetivo pasa por garantizar que no se pierde ni una gota antes de volver a abrir al público la única piscina cubierta de la ciudad.

Por eso, no se atreve a dar una posible fecha de reapertura de la instalación. Dependerá del tiempo que cueste arreglar todos aquellos elementos que aparezcan dañados. De momento, es consciente de que las reparaciones han sido sencillas y baratas, porque se han centrado únicamente en tuberías, pero no se puede descartar que las nuevas fugas se encuentren en otros elementos de más difícil acceso o más caros, como pueden ser codos, empalmes o pequeños motores. «No sabemos con qué nos vamos a encontrar». Hay que tener en cuenta que las fisuras dejaban salir diariamente más de 20.000 litros de agua que todas las jornadas había que reponer, sumando además otros tantos de renovación obligatoria en base a la normativa regional.

De manera paralela se sigue trabajando para trasladar las calderas desde la planta del sótano a la primera. Una tarea que estaba pendiente y planificada y que se ha optado por ejecutar aprovechando el vaciado del vaso. «Ahora están pasando la tubería desde el piso inferior al lugar en el que van a quedar instaladas de manera definitiva, para poder conectarlas». Un cambio que, como se explicó cuando se tomó la decisión, se va a llevar a cabo para evitar que los equipos se vuelvan a inundan en caso de que se produzca una nueva riada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate