El Correo

Dos detenidos por numerosas estafas, falsedades documentales y tráfico de drogas

Material incautado en la operación ‘Talpa’.
Material incautado en la operación ‘Talpa’. / E. C.
  • En el domicilio de los arrestados, de 32 y 43 años, se ha encontrado mucha documentación de terceras personas

Dos personas han sido detenidas en Miranda acusados de ser los presuntos autores de un gran número de estafas, falsedades documentales, usurpaciones de identidad y tráfico de drogas en el marco de una investigación denominada ‘Talpa’ y que se inicio a raíz las denuncias presentadas por varias personas a quienes se estaba usurpando su identidad, ocasionándoles graves perjuicios patrimoniales valorados en varios miles de euros. A partir de ahí, la investigación de la brigada de la policía judicial de la comisaría mirandesa ha concluido con el arresto de I.F.T., de 32 años, y a M.P.C.A., de 43.

Las pesquisas llevadas a cabo permitieron determinar que un desconocido había contratado a sus nombres gran cantidad de cuentas bancarias, tarjetas, créditos personales, productos tecnológicos a crédito, teléfonos de alta gama, y un largo etcétera. También se constató que se habían producido reintegros de efectivo haciéndose pasar por el titular de las cuentas.

Todos estos productos se contrataban con un respaldo documental fraudulento que incluía nóminas falsificadas. El nivel de usurpación de identidad había llegado a tal punto, que incluso uno de estos individuos había denunciado en la Guardia Civil una pérdida de documentos de identidad de una de estas víctimas.

En el registro domiciliario realizado por la Policía Nacional se intervino abundante documentación a nombre de terceras personas que está pendiente de análisis. Además, los agentes sospechan que existen más perjudicados que aún no son conscientes, debido a que todavía no les han sido notificados los requerimientos de pago de deuda por los impagos de productos contratados suplantando sus identidades.

Al mismo tiempo, en el marco de la operación también se ha intervenido casi un kilo de diversos estupefacientes, que a falta de análisis podrían ser cocaína, éxtasis, hachís, marihuana y cafeína (sustancia de corte).

Asimismo, en el marco de una operación policial que todavía continúa abierta, se pudieron incautar balanzas de precisión, ordenadores portátiles, teléfonos móviles, impresoras, escáneres, otros dispositivos electrónicos, dinero en efectivo, y hasta cuatro pistolas de fogueo o aire comprimido.