El Correo

Fomento prevé finalizar en enero las obras de mejora en el puente de la N-1

Operarios trabajan desde hace semanas en las obras de consolidación en el puente de la N1 sobre el Ebro.
Operarios trabajan desde hace semanas en las obras de consolidación en el puente de la N1 sobre el Ebro. / AVELINO GÓMEZ
  • Los trabajos se iniciaron en agosto una vez obtenido el informe "necesario" de la Confederación Hidrográfica del Ebro

Enero del 2017 será, previsiblemente, la fecha de finalización de las obras de consolidación en el puente de la travesía de la N-1 sobre el río Ebro. Así lo confirmaron ayer a EL CORREO fuentes del Ministerio de Fomento, desde donde recuerdan que los trabajos, técnicamente denominados "Reparación del puente sobre el río Ebro en el P.K. 318+100 de la carretera N-I, T.M", suponen una inversión presupuestaria de 894.099 euros. Tras adjudicarse en abril de este año, las tareas arrancaron finalmente el pasado mes de agosto "una vez obtenido un informe necesario de la Confederación Hidrográfica del Ebro", precisan.

Se prevé, pues, que esta esperada intervención de mejora que persigue asegurar la durabilidad de la estructura concluya, "si no hay condicionantes metereológicos negativos que afecten al transcurrir de los trabajos", a inicios del próximo curso. Sería el desenlace de un largo proceso previo de estudio y valoración de las numerosas ofertas que concurrieron inicialmente a acometer las obras. Y es que en un primer momento la cuantía para corregir las deficiencias de este viaducto que soporta un intenso flujo de tráfico se fijó en más de 1,2 millones de euros.

Pero tras la fase de selección, la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (SEITT), vinculada al Ministerio de Fomento, escogió finalmente a Altec, Empresa de Construcción y Servicios SA como adjudicataria de las obras de reparación. El contrato se formalizó por un importe total de 894.099,01 euros (IVA incluido); un 25,4% menos que el más de un millón establecido como precio de base. Concretamente se trata de un ahorro de 304.425,13 euros para la SEITT.

Previamente dedicaron cuatro largos meses a examinar las ofertas. Porque, tal y como avanzó entonces este periódico, al departamento de Contratación de la entidad pública habían llegado nada menos que 44 propuestas válidas –una más quedó excluida de partida–. Teniendo en cuenta que el único criterio de adjudicación era el precio, es decir, el compromiso económico más ventajoso para el Gobierno central, la referencia en el listado la ponía en esa primera fase la UTE Trabajos Especiales ZUT, SA y Lázaro Conextran SL, con una oferta de 636.900 euros netos sobre un importe de licitación (IVA excluido) de 990.515,82. Unos valores anormalmente bajos, tal y como detectaron en su momento los técnicos de Contratación. A este respecto, cabe recordar que por debajo de la oferta finalmente elegida había otras 18 que ponían sobre la mesa un importe inferior.

Tras todos estos descartes, en el acuerdo de adjudicación rubricado por el director del departamento de Contratación de la SEITT, José Manuel Dorrego, el pasado abril, se reflejaba de forma literal lo siguiente: "Por considerar su oferta la más económica no incursa en temeridad". Desde la formalización del contrato, supuestamente, la empresa disponía de un plazo máximo de cinco meses para hacer frente a unos trabajos de mejora que se esperan desde hace años en Miranda y que, incluso, fueron reclamados por asociaciones vecinales como la del barrio de Las Matillas. El citado informe de la Confederación Hidrográfica del Ebro ha retrasado el arranque de la intervención hasta el pasado mes.

300 metros de superficie

Según el proyecto, las obras en el puente de la N-I están orientadas a prolongar la vida útil de la estructura, garantizar la resistencia de todos sus elementos válidos y sustituir los sistemas de contención que están ya obsoletos. Unas tareas que se concentran sobre una superficie lineal de 300 metros, y que conllevan la eliminación de plantas y berros, además del desmontaje de todo el pavimento, bordillos y baldosas.

Los trabajos contemplan asimismo actuar sobre el saneamiento y la limpieza del hormigón en los puntos con signos de deterioro, así como la mejora e impermeabilización y el drenaje del agua a través de sumideros y de un canal de hormigón.