El Correo

Sin sorpresas en los premios

Sin sorpresas en los premios
  • El que se preveía el desfile más rápido al contar con solo tres carrozas se prolongó por los problemas con obstáculos que tuvieron en la calle Ramón y Cajal

La cita con el acto más tradicional de las fiestas mirandesas se inició, podría así decirse, con puntualidad británica. A las nueve en punto fue la Banda Municipal la que comenzó a desfilar por la calle La Estación. Y se esperaba que al haber en concurso tan sólo tres carrozas el de ayer se convertiría en el concurso más rápido de la historia pero lo cierto es que a lo mejor fueron las ganas de los mirandeses de disfrutar un buen rato con sus tradiciones las que hicieron que acabaran apareciendo imprevistos que prolongaron casi durante una hora y media el desfile que acabó ganando el grupo Trotamundos con ‘Wateraventura’; y con la de ayer ya son veintisiete las ocasiones en las que se han alzado con el León de Oro.

Fueron los primeros en el concurso y también recibieron la mejor opinión del jurado por su iluminación y vestuario.

La segunda posición, en los tres apartados recayó en Arco Iris que presentó si carroza ‘Os atraparé a todos. De esta manera los tres terceros premios a los que los grupos podían optar cayeron del lado de Nueva Ilusión y su ‘De ruta’.

Los espectadores vieron los intensos trabajos realizados por los tres grupos en la primera vuelta que, esa sí, transcurrió con rapidez. Pero las cosas cambiaron después de que todos los grupos participantes hicieran su recorrido por la calle La Estación.

El público no se impacientaba porque la espera para ver una vez más las carrozas, portando en este momento los carteles para que todos vieran los premios obtenidos, estuvo amenizada por los diferentes grupos musicales, pero los minutos pasaban y en el abarrotado circuito no se veían las luces de las carrozas.

El misterio no tardó en desvelarse, dos de las tres habían tenido problemas en la calle Ramón y Cajal y se habían quedado atascadas. La única que salió indemne fue la de Nueva Ilusión.

La primera en tener que interrumpir su marcha fue ‘Os atraparé a todos’. «Nos hemos dado con un bolardo de la plaza de abastos y hemos tenido que romper la parte trasera izquierda para poder avanzar», explicaba uno de los carroceros, un tanto disgustado por el hecho de que no se hubiera retirado el obstáculo.

Más aún lo estaba el responsable de Trotamundos, José Ángel López porque «hemos estado a punto de tener una desgracia. Lo importante es que hemos librado a la persona que estaba sentada entre un bolardo y el asiento». Tuvieron que hacer una brusca maniobra y es cuando un poste «ha pillado el sistema eléctrico y se lo ha cargado», así que tuvieron que dar la segunda vuelta sin iluminación.

Apuntaba López que hay que dar un tirón de orejas a todos, al público que se echa encima y «al Ayuntamiento. Estábamos diciendo que quitaran los contenedores y que los bolardos tienen que ser desmontable. Lo vimos en la esquina del Chimi, y allí los han quitado, pero en la Plaza de Abastos hay que hacer lo mismo. La carroza me da igual, pero sin te llevas a una persona el disgusto no te lo quitas nunca».

Para acabar de prolongar, no tanto el desfile como la espera por saber cuáles habían sido los premios, la megafonía también jugó una mala pasada y se quedó muda hasta el momento en el que las carrozas estaban ya, en su segunda vuelta, muy cerca del lugar en el que se les tenían que entregar los premios. Por fortuna todo acabó solventándose y cerca de las diez y media de la noche llegó el momento de los reconocimientos para todos los carroceros.

Buen conformar

Para gustos están los colores pero no cabe duda de que los mirandeses, acostumbrados con los años a ver el gran trabajo de los carroceros, hicieron sus apuestas. La mayoría daban por vencedores a Trotamundos y los criterios variaban sobre el segundo y el tercer premio, así como en los puestos que podían ocupar los tres grupos participantes tanto en vestuario como en iluminación.

Quienes en cualquier caso dieron una buena muestra de deportividad fueron los carroceros que se conformaron con los puestos que les otorgaron. Lógicamente todos participaban «por ganar», así que el único plenamente satisfecho por el rotundo triunfo era José Ángel López. «A la gente le ha gustado, la carroza ha quedado muy coqueta. La luz ha quedado increíble, así que estamos contentos».

Marcos Barrasa, de Arco Iris, estaba muy satisfecho. «Nos ha costado mucho llegar hasta aquí este año, y estamos muy contentos con todos los segundos premios».

El tercer premio fue para Nueva Ilusión que con su carroza ‘En ruta’, innovaron y sorprendieron con la presencia de once motos que los escoltaban. Consiguieron un auténtico mundo motero.

Manuel Trejo buscaba el primer premio pero «hay que conformarse. Hay opiniones para todos los gustos y ya está. Hemos querido hacer algo diferente pero ya vemos que lo que gusta es más el tema infantil. Hemos hecho una carroza para más mayores. Lo importante es que nosotros nos lo hemos pasado bien y hemos disfrutado así que estamos satisfechos aunque no hayamos conseguido mejores premios».

Fueron tan sólo tres las carrozas participante pero los grupos volvieron a poner lo mejor de sí mismos para mantener la tradición y conseguir la continuidad del desfile que ayer acabó siendo más largo de lo previsto.