El Correo
Gamarra, a la entrada del salón de plenos, durante la sesión de ayer.
Gamarra, a la entrada del salón de plenos, durante la sesión de ayer. / JAVIER GOICOECHEA

Gamarra dice que hay fórmulas para abaratar el coste del traslado de la subestación de Cascajos

  • La moción de PSOE y Ciudadanos que pedía soterrarla en el PERI Ferrocarril no prospera por la abstención de Cambia y PR

La futura ubicación de la subestación eléctrica de Cascajos dejó un empate técnico entre los grupos municipales que apuestan por soterrarla en el entorno del PERI Ferrocarril y los que apuestan por trasladarla a la zona de Pedregales.

Partido Socialista y Ciudadanos fueron los promotores de una moción que pedía soterrar la estación lo más lejos posible de las viviendas pero en el entorno en el que se encuentra ahora, mientras que el equipo de Gobierno sigue apostando por la ubicación que tenían prevista hasta ahora. PR+ y Cambia Logroño se abstuvieron durante la votación, por lo que hubo un empate a once que tuvo que resolver la alcaldesa con su voto de calidad.

Aunque la disputa no queda aquí, porque Cambia tiene claro que ambas opciones tienen que pasar «por soterrar» la estación sea cual sea su ubicación definitiva.

Antes de la votación, tanto Ciudadanos como PSOE rechazaron una enmienda de Cambia que pedía elaborar un estudio en tres meses para encontrar el mejor lugar. Una iniciativa por la que también apostaba el concejal regionalista, Rubén Antoñanzas.

«Me ha sorprendido porque ya daba por superado este debate en el anterior mandato», señaló la alcaldesa, Cuca Gamarra, que aseguró que mantiene que mantiene el compromiso que hizo a los vecinos de llevar la subestación «fuera del casco urbano de la ciudad».

En la exposición de motivos Julián San Martín, portavoz de Ciudadanos, explicó que Iberdrola facilitó un informe al Ayuntamiento que recoge una solución viable «más económica» que la actual intención del Gobierno local –que pretende acometer su traslado por 8,7 millones de euros– que pasaría por soterrarla. Una solución que, según el propio informe, podría ahorrar hasta seis millones de euros.

Por su parte la portavoz Socialista, Beatriz Arraiz, recordó que «llevamos seis años prometiendo algo de lo que no se ha movido nada». Además acusó al equipo de Gobierno de «no haber llegado a acuerdos con Iberdrola», mientras que «nos hemos tenido que enterar de que existe una alternativa estudiada por la eléctrica que reduce prácticamente el precio a la mitad, que permite que sea soterrada y en el que la Iberdrola estaría dispuesta a asumir parte del coste».

Los vecinos también estuvieron presentes, Celia Serrano tomó la palabra, por parte de la Federación de Asociaciones de Vecinos de La Rioja, para recalcar su petición de traslado de la subestación eléctrica de manera definitiva. Para apoyar su intervención se basaron en un informe de la OMS que indica que las radiaciones emitidas «son cancerígenas y causan interferencias en aparatos como los marcapasos».

«Ha quedado claro que los vecinos quieren que la estación se traslade más allá de la circunvalación hacia el entorno de Pedregales», señaló el concejal de Urbanismo, Pedro Sáez Rojo, en una comparecencia a petición de Rubén Antoñanzas. «Ustedes lo que quieren es trasladarla y enterrarla debajo del parque, que parece que no se atreven a decirlo», les contestó a ambos partidos. El concejal también acusó a ambas formaciones de defender una información parcial, la de Iberdrola. «Lo que la empresa lógicamente quiere es que la estación esté lo más cerca posible del punto de consumo; si por ellos fuese estaría en El Espolón», explicó.

Por su parte, Arraiz intentó dar una pincelada de realidad señalando que la estación se va a quedar ahí porque el presupuesto municipal de 2017 no recoge una partida económica destinada a su traslado, ni está en las inversiones plurianuales hasta el año 2019.

«Hay otras formas de financiar una obra», le contestó la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, que abrió la posibilidad de vender la propia parcela que ocupa actualmente la subestación, que tiene un tamaño de 4.000 metros cuadrados techo.

Otros acuerdos

El pleno municipal dio luz verde a dos mociones con la unanimidad de todo los grupos municipales. La primera de ellas, presentada por PSOE, C’s y PR, pasa por que el Ayuntamiento solicite al Gobierno –como administración competente– la constitución de una Mesa de Trabajo específica Interadministraciones para la campaña de temporeros, en la que participen las Administraciones locales, Delegación de Gobierno, la propia Comunidad Autónoma y los agentes económicos y sociales, con el fin de mejorar todo lo concerniente a la campaña de la vendimia tanto en las condiciones de atención y empleabilidad como de estancia de los temporeros.

«El antecedente claro es la patata; cuando tuvimos una situación similar con su recogida se hizo una mesa interdisciplinar y fue la solución definitiva», aseguró la concejala de Ciudadanos, María Luisa Alonso, que apostó por seguir el mismo modelo que entonces.

El pleno también acordó ampliar el horario y los servicios de la biblioteca municipal Rafael Azcona, a propuesta del concejal regionalista Rubén Antoñanzas, que señaló que esa infraestructura tiene que servir como «dinamización» para la zona.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate