El Correo
Rubén Gutiérrez, alcalde de Villamediana, durante el pleno
Rubén Gutiérrez, alcalde de Villamediana, durante el pleno / JAVIER GOICOECHEA

«¡Basta ya de intentar criminalizarnos!»

  • El pleno de la localidad se desarrolló con normalidad hasta que en el turno de ruegos y preguntas saltó a escena el auto judicial

  • El alcalde de Villamediana, Rubén Gutiérrez, asegura que «defenderé el PGM con todas las consecuencias»

Dos días después de que se hiciera público el auto del Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño en el que se amplían las diligencias a tres concejales y el alcalde de la actual Corporación de Villamediana de Iregua en la investigación sobre el Plan General Municipal (PGM) que regularizó el chalé de Pedro Sanz, los trece ediles del Consistorio villametrense estaban citados ayer en el salón de plenos.

El orden del día recogía los asuntos cotidianos de la gestión de la localidad. Una ordenanza fiscal relacionada con el cementerio, la designación de festivos de ámbito local para el próximo año, una ordenanza de convivencia ciudadana... Nada escenificaba la anormalidad que se vive en el Ayuntamiento –en el que cuatro de los cinco miembros de la Junta de Gobierno están siendo investigados por la Justicia– hasta que se llegó al sexto punto: ‘Ruegos y preguntas’.

El grupo socialista tomó la palabra en primer lugar, en la figura de su portavoz, Ana Belén Martínez. Tras emitir varios ruegos que los vecinos le habían trasladado llegó su pregunta. «¿Qué responsabilidades piensan asumir el alcalde y las concejalas citadas por el auto como investigados?», reclamó, con una cuestión que el alcalde (Rubén Gutiérrez) ventiló con un escueto «ninguna».

El turno recayó en Modesto Fernández (C’s) que apenas afeó la displicencia del regidor a la hora de responder las preguntas de la oposición. Ni una mención al acuerdo de gobernabilidad suscrito con el PP, que ayer mismo daban por incumplido.

Rubén Gutiérrez emitía signos evidentes de nerviosismo. Varios tragos al botellín de agua, un par de carrasqueos para aclarar la voz y una pierna temblorosa que traicionaba sus intentos por transmitir sosiego. Entonces Jesús Cámara (IU) recordaba la Memoria de la Fiscalía General del Estado de 2014, en la que se abrían las diligencias que han derivado en la imputación de Gutiérrez y las concejalas de la actual Corporación Adelina Martínez, Julia Olarte y Elena Suárez.

«No sé qué coño acabas de leer, Chuchi», replicó el primer edil, justo antes de iniciar una defensa a ultranza del PGM aprobado en mayo de 2013. Gutiérrez, con tono bronco, recordó que «llevo un año y ‘nosecuantos’ meses como alcalde y ningún partido de la oposición ha presentado nunca una moción para modificar el Plan. ¿Por qué se criminaliza a esta Corporación y nadie presenta ni una moción? ¡Ya está bien!».

El tono del alcalde se fue elevando: «No nos dejáis trabajar y estáis todo el día con la Prensa. Modesto (en alusión al portavoz de Ciudadanos), ¡Si has sido tú quien ha filtrado el auto!». Una afirmación a la que la coordinadora regional de C’s, María Luisa Alonso, presente como público, replicó con un «eso lo vas a tener que demostrar».

«Defiendo el PGM hasta las últimas consecuencias –prosiguió el primer edil– porque han sido seis años de tramitación con cinco fases previas, cinco plazos de exposición pública y 800 alegaciones», añadiendo que «el Plan está bien hecho y lo sabéis todos, pero estáis intentando criminalizar al equipo de Gobierno del PP... ¡Pero qué película es esta!».

Volvió a tomar la palabra la portavoz socialista para dejar constancia de que «me siento avergonzada por cómo ha empezado el pleno y por cómo ha terminado», indicándole al alcalde que «desde la oposición hemos dado ejemplo de cómo se pueden decir las cosas sin agredir ni ser abruptos».

«Nadie investigado»

Rubén Gutiérrez intervino de nuevo para señalarle a la edil socialista que «si te das por aludida lo siento, tu sabrás por qué». «Pido pedir perdón si he podido perder las formas, pero es que ya está bien», dijo antes de señalar que se enteró de la existencia del auto «el lunes, a través de la Prensa» y defender que «en este Ayuntamiento no hay nadie imputado ni investigado».

Sin embargo, este medio ha podido constatar que tanto Gutiérrez como el resto de personas que aparecen en el auto sí figuran como investigados por el Juzgado de Instrucción número 3 de Logroño y que, si no han recibido la notificación, esto se debe a que no aparecen personados en la causa. No obstante, distintas fuentes judiciales refrendan que cualquiera de ellos pueden ser llamados a declarar por el juez «en cualquier momento».

En poco más de 45 minutos se dio por cerrada la sesión plenaria, a la que asistió un público más numeroso del habitual. Entre los presentes en el salón destacaron miembros de la Ejecutiva de formaciones como el PR+ o el diputado regional Diego Ubis (C’s), quien no asistió al pleno pero sí arropó a los integrantes del grupo municipal en el exterior del Consistorio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate