El Correo

El Ibiza regresa para fusionar música en vivo y gastronomía

  • El emblemático local de Muro de la Mata, fundado en 1941, cambia de propietarios y abre hoy las puertas para mostrar su nueva imagen

Sin moverse del sitio, su fachada ha sido testigo de los hechos más relevantes de Logroño en las últimas ocho décadas. De lo relevante y lo cotidiano, con esa capacidad que tienen las cafeterías para que las alegrías y las penas, lo trascendente y lo banal, se musiten entre sorbo y sorbo a la taza de porcelana.

El Ibiza, uno de los pocos ‘gran reserva’ en la hostelería logroñesa y fundado en 1941, celebró ayer la inauguración de su enésima etapa. Enclavado en el mismo soportal frente al Espolón, con el mismo nombre, pero con otra imagen que pretende conjugar lo moderno y lo clásico. La apuesta de sus nuevos propietarios –David Houngbeme (gerente también del café Casablanca) y Antxon Apalategui– consiste en regresar a los orígenes: «Buscamos recuperar la esencia del primer Ibiza, con música en directo, y fusionarlo con la gastronomía», decía ayer Houngbeme.

Así, la transformación del café en gastrobar «te va a permitir tomar una copa de vino mientras un pianista toca en directo», explicaba el nuevo propietario, quien matizaba que la música «solo va a ambientar, no va a haber conciertos». Eso sí, el Ibiza se propone en esta nueva etapa abrirse a otras posibilidades culturales: «Hay una persona encargada exclusivamente de completar la agenda cultural del local, donde entre otros asuntos, vamos a presentar libros».

De hecho, el gran reto del establecimiento radica en «ser un multiespacio único que permita disfrutar de la gastronomía, el arte y la cultura» manteniendo a su vez la esencia del local primigenio.

Aunque ayer buena parte de la sociedad civil riojana se asomara al nuevo aspecto del Ibiza –más aseado y luminoso, casi elitista, pensado para un público de alto nivel adquisitivo–, no será hasta hoy cuando la inauguración se traslade al público en general.

Los trabajos para cambiar la impronta del establecimiento, en el que destaca su inmensa barra y su no menos impresionante botellero, se han prolongado durante ocho meses hasta ver la luz a estas alturas del calendario.

Paladares exquisitos

El horario de apertura se extiende de siete de la mañana a la una y media de la madrugada y la oferta gastronómica contempla «un menú ejecutivo de lunes a viernes, además de la oferta de pinchos, tapas, raciones y vermús con acompañamiento musical».

De esta faceta será responsable Carlos Fernández, el chef del local, que ha formado parte del equipo de Pedro Subijana en el Akelarre de San Sebastián. Es Fernández uno de los dieciséis empleados con los que arranca esta nueva andadura del Café Ibiza.

El nuevo local ha sido diseñado por el arquitecto iraní Amir Amini Dezaki, contando con la dirección técnica de Proyectos Adra, con Félix Vallejo al frente.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate