El Correo
Trabajadores de Unipapel, durante una protesta frente a la fábrica.EL CORREO
Trabajadores de Unipapel, durante una protesta frente a la fábrica.EL CORREO

La Justicia obliga a Unipapel a reponer a los trabajadores y a abonar los salarios

  • Comisiones Obreras interpondrá un recurso ante el Tribunal Supremo para declarar fraudulenta la venta realizada por Adveo a Springwater

La Audiencia Nacional declaró ayer nulo el ERTE de Unipapel, al considerar que la decisión de suspender los contratos fue «fraudulenta» y no permitió mejorar la «calamitosa» situación de una empresa «abocada a la liquidación», sino solo «endosar los costes al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE)».

La Sala de lo Social de la Audiencia obliga a la empresa a reponer a los trabajadores a su situación anterior, a abonar los salarios dejados de percibir y a reintegrar al Servicio Público de Empleo Estatal las prestaciones abonadas por éste.

«La sentencia es muy importante porque hace evidente que la suspensión de los contratos de todos los trabajadores solo tiene por finalidad dejar de pagar salarios y cotizaciones a la Seguridad Social», explicó a EL CORREO el presidente del Comité de empresa de Unipapel de Madrid, Javier Pérez Nalda, que denunció que cargar esos costes al Estado ha tenido una repercusión de veinticinco millones de euros en las arcas públicas.

Unipapel solicitó el pasado 26 de mayo la declaración de concurso de acreedores, que aún no está resuelta. Una decisión que ratifica la Audiencia al señalar que la empresa «está abocada necesariamente a su liquidación», porque no se han puesto sobre la mesa «alternativas razonables y plausibles que permitan concluir que las suspensiones servirán para algo más que para endosar los costes salariales al SEPE y esperar la futura extinción de los contratos en el procedimiento concursal».

No obstante, la sentencia no entra a valorar la petición de Comisiones Obreras –que fue quien promovió la demanda– de que se declare en fraude de ley la venta realizada por Adveo a Springwater de Unipapel y se declare, igualmente, la responsabilidad solidaria de Adveo, Springwater y sus respectivas filiales en España.

Aun así cuenta con un voto particular de una magistrada que cree que la demanda debió ser estimada íntegramente y, por tanto, haber declarado la responsabilidad solidaria de Adveo y Springwater y el carácter fraudulento de la venta.

En su voto particular, señala que se trata de «un claro supuesto de operaciones de ingeniería financiera y societaria encaminadas a eludir responsabilidades laborales, creación de empresa aparente, y de utilización fraudulenta de la personalidad jurídica». Lo que supondría «un caso claro» de constitución de empresas ficticias o meramente formales, –sin sustento real– con las que se pretende la dispersión o elusión de responsabilidades laborales.

Debido a este hecho, el sindicato anunció que interpondrán un recurso ante el Tribunal Supremo solicitando que se tome en cuenta su petición. Para ello se apoyarán en «los contundentes argumentos» que contiene el voto particular de la magistrada .

«Queremos que se haga valer el voto particular, porque entendemos que tiene fundamentos juridicos suficientes para entender que todo lo que ha ocurrido ha sido para evitar pagar», aseguró Pérez Nalda.

Desde CCOO recuerdan que Adveo vendió en diciembre de 2013 su división industrial, Unipapel, al «fondo buitre» Springwater. En el momento de la venta, Unipapel, contaba con una situación financiera «saneada y una buena situación productiva». Señalan que Springwater no hizo otra cosa que «descapitalizarla», dejando de abonar las cuotas a la Seguridad Social y a los proveedores, lo que provocó el rápido vaciamiento de la actividad de Unipapel.

Todo este proceso culminó en mayo de 2016 en una suspensión de contratos de toda la plantilla por un año) y la presentación de concurso voluntario. Y con 330 personas sin empleo, 59 de ellos en La Rioja.

Además de la planta de Logroño, la compañía tiene dos instalaciones en de Tres Cantos (Madrid) y en Aduna (Guipúzcoa).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate