El Correo

«Hay que construir otro modelo de Europa»

Henar Moreno, el sábado, en Madrid.
Henar Moreno, el sábado, en Madrid. / E.C.
  • Henar Moreno | Miembro del Ejecutivo del Partido de la Izquierda Europea

  • Después de casi doce años como coordinadora de IU en La Rioja, salta al ámbito europeo para formar parte de la dirección del PIE

La experiencia que fraguó en La Rioja como coordinadora regional de IU le ha valido a Henar Moreno para lograr un puesto en la ejecutiva del Partido de la Izquierda Europea. El sábado fue ratificada en el puesto durante una asamblea de la coalición celebrada en Madrid.

¿Cómo afronta su nueva etapa siendo, además, una de las dos únicas españolas que estará en ese foro?

Con mucha ilusión. Es evidente que la situación y las decisiones políticas en nuestro país cada vez más se toman en el ámbito de la Unión Europea y cada vez es más fundamental fortalecer también una organización que permita aglutinar la defensa de los derechos de los trabajadores, de los más desfavorecidos, no solo desde los distintos ámbitos nacionales, sino también a nivel europeo. La mal llamada política de austeridad, que ha supuesto recortes en educación en sanidad, políticas de recorte de los salarios de los trabajadores y aplicación de reformas laborales… viene marcada por directrices de la UE y se aplican en mayor o menor medida en los distintos países, pero siempre con un denominador común: que las consecuencias de la crisis recaigan sobre los trabajadores, parados, clases populares. Es necesario por tanto plantar cara a estas políticas con la unidad de la izquierda y construir otro modelo de Europa, un modelo donde primen los derechos sociales, el empleo de calidad, la educación y sanidad pública.

¿Cuál será su puesto en el PIE y qué tareas tendrá encomendadas?

El Partido de la Izquierda Europea está conformado por partidos de izquierda de los distintos países de la UE. Celebra congreso cada tres años y la concreción de las políticas se articula en el Ejecutivo donde hay dos representantes de cada partido. Yo seré una de las representantes de Izquierda Unida en el Ejecutivo, donde defenderé la política que hayamos acordado en la Comisión de Internacional de IU, en la que también participo, así como en los distintos órganos federales de IU.

El sábado fue ratificada en Madrid, pero en diciembre se dará un nuevo paso del PIE en Berlín.

Efectivamente, los días 17 y 18 de diciembre en Berlín se celebrará el Congreso del PIE, donde junto al debate político de la situación de la UE y las alternativas que este partido tiene de otro modelo de Europa, se propone un nuevo modelo organizativo que pretende abrir el partido tanto a los militantes de los partidos que lo conforman -celebrando además de los congresos cada tres años, una asamblea anual, para garantizar una mayor participación de los militantes- como a la sociedad europea de izquierdas en su conjunto, para lo que se propone la creación de un Foro anual que se abra a movimientos sociales europeos, sindicatos y militantes individuales o partidos que no formen parte del PIE. Un poco a imagen y semejanza del Foro de Sao Paulo.

Después de que IU haya comparecido en confluencia con Podemos a las últimas elecciones generales, ¿qué papel juega la coalición actualmente en el panorama político español? ¿Acabará Podemos engullendo a Izquierda Unida?

Izquierda Unida ha concurrido en la últimas elecciones generales con Podemos y otras fuerzas políticas de izquierda del Estado español, con un programa conjunto y dentro de la apuesta que IU siempre ha hecho sobre la necesidad de la unidad en torno a un programa, que permita mejorar las condiciones de vida de los trabajadores. En el entorno institucional, el funcionamiento de Unidos Podemos es el de grupo confederal, de manera que nuestros diputados conforman un subgrupo parlamentario que tiene su capacidad de intervención política diferenciada en aquello en lo que no pactamos. Pero, además, en IU lo institucional es una parte de la actividad política y no la única, ni tan siquiera la más importante. Izquierda Unida sigue teniendo actividad política propia, discurso político propio, programa y proyecto propios… Para IU lo más importante siempre ha sido la movilización social, y es así como sigue, de hecho nuestra organización sigue volcada en la movilización y el trabajo de explicación y pedagogía política en la calle. Por eso no creo que acabemos engullidos por nadie. IU sigue siendo una fuerza política necesaria.

¿Qué retos tiene por delante el PIE teniendo en cuenta el alza de las formaciones de derecha más extremistas en distintos países europeos y también ahora, con la victoria de Trump, en EE UU?

Debe convencer de una alternativa para Europa desde la izquierda, identificando a los verdaderos culpables de la crisis, que no son los trabajadores de otros países sino las grandes empresas, las multinacionales, el Banco Central Europeo, el FMI, en definitiva, el sistema capitalista. De lo que se trata es de construir un modelo político, económico y social alternativo para los trabajadores, y para ello es necesario estar organizados en toda Europa para conseguirlo. Efectivamente, la extrema derecha avanza en algunos países europeos y también en Estados Unidos. Todo parece indicar que el capitalismo trata de reconvertirse y tanto los discursos que la extrema derecha plantea en Europa como el de Trump parecen ir en contra de la clase dominante pero no cuestionan sus privilegios, el sistema económico, ni su hegemonía, responsabilizando a los trabajadores migrantes o refugiados de la pérdida de las condiciones de vida de los trabajadores europeos. Y en este punto desde los países del sur de Europa tenemos mucho que aportar porque aquí no está creciendo la extrema derecha, seguramente porque sufrimos las dictaduras de la extrema derecha y sus consecuencias.

¿Cuál cree que es el motivo por el que los movimientos de izquierda aparecen cada vez más atomizados?

No comparto esa idea. Cada vez hay una tendencia mayor a la unidad. Son muchos los ejemplos que se van produciendo en España. El frente común se va construyendo primero en la calle, con las distintas movilizaciones. Un claro ejemplo son las movilizaciones de las mareas. También se produjeron distintos procesos de unidad en las elecciones municipales, con los que se han conseguido importantes avances gobernando ayuntamientos importantes como Madrid, Barcelona, Zaragoza… También se ha avanzado en torno a la unidad en la últimas elecciones generales con Unidos Podemos. Estos procesos se empiezan a producir en otros países europeos e incluso con movimientos como el Plan B.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate