El Correo

300 personas se manifiestan en el 'IV Aniversario de la Vergüenza'

Momento de la manifestación que discurrió ayer por las calles céntricas de Logroño.
Momento de la manifestación que discurrió ayer por las calles céntricas de Logroño. / Miguel Herreros
  • La protesta sirvió para pedir «la retirada de cargos» contra Jorge y Pablo, «encausados injustamente» por la huelga general de 2012

Alrededor de 300 personas participaron ayer en la manifestación convocada por Stop Represión La Rioja con motivo del 'IV aniversario de la Vergüenza' para recordar los sucesos ocurridos en la jornada de huelga general del 14 de noviembre de 2012 y pedir «una vez más» la «retirada de cargos» para Jorge y Pablo encausados «injustamente» tras dicha huelga.

Tras una pancarta en la que se podía leer 'El NO caso del 14N en Logroño', los manifestantes comenzaron la marcha pasadas las 12:00 horas desde la glorieta del Doctor Zubía y realizaron el recorrido pasando por la calle Portales y la calle Bretón de los Herreros para terminar en la concha del Espolón. Durante el camino proliferaron gritos como 'Si tocan a uno, tocan a todos', 'Contra su represión, nuestra resistencia', 'Basta ya de montajes policiales' o 'Libertad, libertad, detenidos por luchar'.

Todo en recuerdo de unos hechos que, como indicó la portavoz de la Plataforma, Sonia Diarte, «son injustos» porque «en todo este caso se han vertido acusaciones sobre compañeros que son falsas y, además, no hay pruebas que lo sustenten». Por ello, aseguró, «volvemos a salir a la calle para visibilizar nuestra verdad» y «seguiremos haciéndolo para señalar a los verdaderos culpables de esta vergüenza, para estar al lado de la verdad y la justicia».

«Nosotros tenemos pruebas y vídeos que demuestran que las cosas no pasaron como nos lo han contado», continuó, y a día de hoy «lo cierto es que seguimos en espera de juicio» y por ello «nos vemos obligados a continuar con este asunto hasta que salga la verdad».

Al comienzo de la marcha también tomó la palabra Jorge, uno de los encausados y al que le solicitan dos años de prisión por un delito de desórdenes públicos. Agradeció «la solidaridad» mostrada «por tanta gente que nos acompaña hoy» y aseguró que, «aunque hayan pasado cuatro años de la vergüenza, no nos van a callar y vamos a seguir en la calle porque no tentemos ningún miedo».

Cabe recordar que los hechos por los que se les acusa a Jorge y Pablo se remontan a la huelga general del 14 de noviembre de 2012. Según explican desde la Plataforma, esa tarde, «Jorge y Pablo participaron en esta jornada y la manifestación terminó con un ambiente de alegría por el éxito de participación».

En ese momento, «ante la perplejidad de los manifestantes, se produjo una brutal carga de la Policía Nacional» y se detuvo a tres sindicalistas. En concreto, y tras ese suceso, a Pablo le acusaron de un delito de atentado contra la autoridad, de desorden público, 5 faltas de lesiones y 1 delito de lesiones, y a Jorge de un delito de desordenes públicos.

Todo en un momento en el que, como recuerdan desde la Plataforma, Pablo «simplemente llevaba un cartel cuando fue golpeado hasta el coche policial, aunque se le acusa de tirar una piedra que iniciaría las cargas. Sin embargo podemos ver en los vídeos que es un globo de pintura rosa lo que origina la carga». Por su parte, Jorge fue detenido al día siguiente del 14N. Jorge dio un discurso con el megáfono al terminar la manifestación «pero sus palabras son tergiversadas para culparle de varios delitos». Además, y según explican desde Stop Represión, «cuando se inicia la carga, Jorge no se encontraba en el lugar de los hechos porque entraba a trabajar en turno de noche».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate