El Correo

121 medidas en busca del cambio

Miembros de la Asociación de Promoción Gitana de La Rioja, a las puertas de la sede del colectivo.
Miembros de la Asociación de Promoción Gitana de La Rioja, a las puertas de la sede del colectivo. / JAVIER GOICOECHEA
  • El primer Plan Integral de la Población Gitana de La Rioja intensificará las acciones en educación, vivienda y empleo

No hay cifras exactas. Según fuentes gubernamentales, se estima que la población gitana de La Rioja oscila entre 5.000 y 6.500 personas, y casi el doble, entre 10.000 y 11.000, según la principal asociación del colectivo. La mayoría habita en Logroño, Haro y Calahorra, y una parte importante continúa siendo muy vulnerable y en riesgo de exclusión social y económica. Así lo subraya el I Plan Integral de la Población Gitana de La Rioja (2015-2018), presentado públicamente el pasado año, que ahora ha reforzado su ejecución.

En total, el plan del Gobierno de La Rioja –que viene instado por la Comisión Europea y cuenta con la implicación de varias consejerías como Educación, Empleo, Salud, Vivienda, Políticas Sociales, Juventud y Justicia, y la colaboración de entidades como la Asociación de Promoción Gitana de La Rioja– recoge 121 medidas, 59 objetivos y un presupuesto de 2,6 millones de euros, la mayoría, el 84,6%, para educación.

De entre las áreas de actuación hay varias que preocupan especialmente a Enrique Jiménez Gabarri, presidente de la Asociación de Promoción Gitana de La Rioja: «La educación, el empleo, la situación de la mujer, la vivienda...». Así, en educación, «contar con material escolar es fundamental y también que las familias reciban apoyo en cuestiones escolares», asegura Jiménez Gabarri que pone el foco en las familias para lograr los cambios.

Y es que, por ejemplo, «no se piden las becas por desconocimiento o porque simplemente no se puede adelantar el dinero para comprar los libros aunque luego se reembolse», apunta. Aunque el absentismo escolar es uno de los caballos de batalla, Jiménez Gabarri va más allá. «La cuestión es cuántos se titulan, en la ESO no llega al 3%». Además, el 10,5% de la población gitana de La Rioja de más de 16 años, no sabe leer ni escribir, padeciendo esta cuestión más las mujeres. Jiménez Gabarri también hace autocrítica y pide ser exigente con su colectivo. «Habrá que ser más severos de lo que la propia Administración es cuando no se cumplen las normas, no pueden pasar niños a Secundaria sin leer».

En empleo «lo fundamental son tutorías individualizadas porque cada persona necesita cosas diferentes. Y que, a partir de esas tutorías, se les derive a la formación más adecuada a su nivel», recalca.

A falta de la evaluación definitiva, durante 2015-2016 el I Plan Integral –que integra nuevas acciones y otras que ya funcionaban–, tal como indica el Gobierno de La Rioja, tiene en marcha en Educación el programa de mediación escolar para lograr mejorar la escolarización, disminuir el absentismo, sensibilización, etc.; el programa de apoyo escolar MISTOS, ‘Atención a la infancia en situación o riesgo de exclusión social’; así como un programa de educación de adultos.

En Salud, el programa de mediación en salud, que comprende talleres, charlas y campañas; talleres sobre lactancia materna, vida sana, salud infantil bucodental, etc.; campañas como vacunaciones infantiles, planificación familiar, etc.; y charlas sobre violencia de género. En Vivienda, se trabaja en programas de mediación, para reducir los desahucios, la infravivienda y a realizar seguimientos.

En lo referido a Empleo, según fuentes gubernamentales, se desarrolla el programa OPEAS, de orientación al empleo y fomento del autoempleo. En Justicia, el llamado programa de mediación en justicia, destinado a la prevención y sensibilización, y al seguimiento de casos. Por último, en Servicios Sociales, el programa de intervención socio-familiar, en el que se ha intervenido con 47 familias y se ha atendido a una población aproximada de 3.000 personas.’

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate