El Correo

Ecoembes invertirá 10 millones en un laboratorio que investigue sobre envases

Ceniceros y Martín, en el centro, rodeado de responsables del Gobierno regional y Ayuntamiento logroñés.
Ceniceros y Martín, en el centro, rodeado de responsables del Gobierno regional y Ayuntamiento logroñés. / g.r.
  • Quedará ubicado en un punto de Logroño aún no decidido y se estima que pueda generar cuarenta puestos de trabajo directos y otros 200 indirectos

Ecoembes instalará en La Rioja el primer laboratorio de economía circular de Europa para impulsar acciones innovadoras en materia de envases y su posterior reciclaje, que supondrá una inversión de 10 millones de euros y la creación de 40 puestos de trabajo directos.

El presidente del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Ceniceros, y el consejero delegado de Ecoembes, Óscar Martín, firmaron ayer el convenio para desarrollar este proyecto, acompañados por el consejero de Medio Ambiente del Ejecutivo regional, Íñigo Nagore, y el alcalde en funciones de Logroño, Pedro Sáez Rojo.

Durante el acto de presentación, Martín detalló que este centro se instalará en un punto de Logroño que aún no se ha decidido, con la previsión de inaugurarlo en la primavera de 2017, y la posibilidad de crear otros 200 empleos indirectos en un plazo de cuatro años.

Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad a través del reciclaje, pretende que este nuevo centro sea «un referente en Europa» y convertir La Rioja «en un gran centro de experimentación para probar todas las medidas innovadoras» que surjan en este laboratorio, indicó.

Esta entidad pretende implantar en La Rioja esta nueva iniciativa de economía circular, que sustituye la actitud de coger, fabricar y tirar y por el concepto de reducir, reciclar y reutilizar.

Para ello, Logroño se convertirá en un campo de pruebas para investigar sobre la fabricación de los envases del futuro, con programas de ecodiseño para lograr materiales que sean totalmente reciclables y reutilizables.

Otras medidas innovadoras que se podrán desarrollar en este laboratorio son el desarrollo de contenedores inteligentes y camiones sensorizados, entre otras tecnologías aplicables en el marco de las ‘smart cities’ (ciudades inteligentes).

Entre los 40 puestos de trabajo que se crearán para este laboratorio figurarán profesionales de la ingeniería dedicados a soportes tecnológicos, otros que investigarán en el desarrollo de nuevos materiales para los envases y también habrá personal dedicado a la información y a las relaciones con los ciudadanos.

Aparte de buscar nuevos materiales más sostenibles, se trabajará en el ecodiseño de envases y también habrá campañas de consumo responsable para modificar los hábitos de consumo de bienes y servicios de los ciudadanos, con el fin de reducir los residuos, explicó Martín, quien añadió que se quiere integrar a las organizaciones sociales para que colaboren en la recogida selectiva de los residuos.

También precisó que se ha elegido La Rioja para implantar este proyecto porque es una de las comunidades autónomas más comprometidas con el cuidado del medio ambiente y está a la vanguardia en materia de recogida selectiva de residuos de envases para su posterior reciclado.

Así, afirmó que es una región de referencia para el resto del país gracias al compromiso de los riojanos con el reciclado, que es superior a la media, y su demografía presenta las características idóneas para acoger este proyecto tanto desde el punto de vista operativo como desde la interacción del ciudadano.

Además, La Rioja es una comunidad con un potente ecosistema de innovación, gracias a la presencia de varios centros tecnológicos.

Por su parte, Ceniceros incidió en que la sociedad actual genera residuos en una «proporción desbordante», por lo que es necesario «redoblar los esfuerzos para garantizar la vida en el planeta».

Para ello, es preciso «articular alianzas» y que todos los implicados, es decir, administraciones, empresas, entidades, científicos y ciudadanos, trabajen «de manera coordinada y colaborativa»., añadió.

Por ello, apostó por lograr que los productos usados entren de nuevo en el ciclo económico como nuevas materias primas para elaborar otros artículos y reducir así la generación de residuos.

El presidente del Gobierno riojano se mostró «convencido» de que «el liderazgo del futuro recaerá sobre aquellos que logren asumir en su desarrollo una conciencia ambiental basada en el crecimiento sostenible», porque consideró que cuidar el medio ambiente «a la larga, será rentable social y económicamente».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate