El Correo

La Rioja registró 529 nuevos parados en un octubre «menos malo» que de costumbre

Las labores de vendimia tiraron del empleo en octubre en La Rioja.
Las labores de vendimia tiraron del empleo en octubre en La Rioja. / B. S.
  • Las labores de la vendimia están detrás de este incremento, tres veces inferior al del mismo periodo del pasado año

El número de demandantes de empleo se elevó en La Rioja en 529 personas (un 2,95% más que en agosto) hasta alcanzar las 18.472 en el mes de octubre, lo que supone que el 12,04% de los riojanos no encuentra un trabajo en la actualidad (4,4 puntos por debajo de la media nacional).

Desde el Gobierno autonómico la directora general de Empleo, Cristina Salinas, no dudó en señalar que «el dato es bueno», ya que el final de las labores de vendimia suele provocar cierto colapso en las oficinas del INEM cuando llega septiembre, que «suele ser un mes malo para el desempleo». «Es imposible que todos los meses descienda el paro», reconoció Salinas, al tiempo que recordaba el aumento en el número de desempleados «es inferior a la media habitual a estas alturas del año (640) y es tres veces menor al incremento registrado el año pasado», cuando esa cifra se elevó a 1.689 personas.

Además de ello, el optimismo del Ejecutivo se debe a que la de este año representa la mayor caída interanual del paro correspondiente al mes de septiembre desde que se tiene constancia, con un 13,7% menos de desempleados que el ejercicio anterior. También ayuda la tendencia de los últimos nueve meses, que acelera el ritmo de recuperación laboral en La Rioja con 2.932 parados menos que el 31 de diciembre (el 16,4%).

Que la vendimia se encuentra detrás del incremento del paro en septiembre se aprecia nítidamente con el análisis del desempleo por sectores. 388 de los 529 nuevos demandantes de empleo (el 73,3%) procede del sector agrícola, al que sigue Servicios con 141 parados. Solo en Construcción se creó trabajo el mes pasado en términos globales, ya que el paro ha bajado en este ámbito en 59 personas.

También por sexos (siete de cada diez parados fueron hombres) y nacionalidad (el 59,7% eran extranjeros) de los desempleados incide en la influencia de las campañas agrícolas sobre los datos hechos públicos ayer por el Ministerio de Empleo.

Cristina Salinas destacó, además, el «espectacular» incremento en la contratación registrada el pasado mes, con 25.475 nuevos convenios (un 44,08% más que en agosto), de los que 14.285 se encuadran en el entorno agrícola y 7.814 en Servicios. En cuanto a la afiliación, la Seguridad Social registró en septiembre 4.417 altas (+3,63%) hasta alcanzar los 126.006 afiliados en la región.

Sin embargo, en el ‘debe’ del Gobierno riojano siguen figurando los parados de larga duración, que son ya 7.396 (5.114 de ellos, mayores de 45 años). Salinas reconoció que el rango de este tipo de desempleados baja a menor ritmo que el paro general, lo que lleva a su consejería a «aplicar medidas de activación desde el primer momento en que llega el desempleado».

Desde UGT lamentaron que «la contratación indefinida llegó a mínimos históricos en septiembre, con solo cuatro de cada cien nuevos contratos con carácter estable». Para CC OO, que también criticó la precariedad de los nuevos contratos, los datos publicados ayer por el Ministerio «eran más que previsibles». «Los contratos tienen cotizaciones bajas y por su duración no generan cobertura por desempleo, por lo que al finalizar el contrato la mayoría de trabajadores se ven de nuevo sin ingresos», añadía el sindicato.

Desde la patronal, la FER señaló que espera que el nuevo Gobierno central «obtenga la máxima estabilidad posible para activar políticas de estímulo y apoyo a las empresas como generadoras de empleo».

En clave política, el Partido Popular afirmó que estos datos «nos animan a continuar impulsando medidas que contribuyan a generar más oportunidades a todos los riojanos que buscan un empleo».

Por su parte, el Partido Riojano lamentó que «dependemos en exceso del empleo temporal relacionado con tareas agrícolas» y reivindicó «la necesidad de reindustrializar La Rioja y tener un tejido industrial fuerte que sea capaz de generar y mantener empleo estable y de calidad».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate