El Correo

Bayo deja el Gobierno de Ceniceros y Galiana le relevará desde hoy al frente de Educación

Bayo y Galiana posan en el centro de la imagen junto al anterior equipo de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes.
Bayo y Galiana posan en el centro de la imagen junto al anterior equipo de la Consejería de Educación, Cultura y Deportes. / E. C.
  • El de su consejería representa el segundo cambio del Ejecutivo en dieciséis meses, tras la renuncia de Antonino Burgos en marzo

Era un rumor que llevaba meses campando a sus anchas por el Parlamento riojano y que ayer por la tarde confirmó una escueta nota de prensa del Gobierno de La Rioja. En ella se anunciaba que Alberto Galiana -hasta entonces director general del ramo- tomará esta mañana posesión como nuevo consejero de Educación, Formación y Empleo.

Ese anuncio es la consecuencia directa de la renuncia al cargo de Abel Bayo, que el próximo miércoles habría cumplido dos años al frente de la Consejería, que también dejó Gonzalo Capellán por sorpresa -su dimisión se hizo pública un domingo a las seis de la tarde- para dirigir la oficina del Ministerio de Educación en Londres.

Según ha podido saber este diario, el cese de Bayo en el Gobierno de La Rioja se ha producido «a petición propia». Sucede que el protocolo administrativo establece que los cambios al frente de las Consejerías los establece el propio presidente del Ejecutivo, nombrando o cesando a los miembros de su equipo. Pese a ello, José Ignacio Ceniceros habría accedido ayer a considerar la renuncia de Abel Bayo.

Aquellos rumores que ayer se convirtieron en realidad apuntan a que esa decisión la habría planteado el exconsejero el pasado verano, coincidiendo con el parón de agosto en la actividad parlamentaria. El propio Bayo negó la mayor cuando tuvo ocasión y retomó su escaño el pasado mes de septiembre. Sin embargo, el titular de Educación, Formación y Empleo apenas ha prolongado un par de meses su labor en el Ejecutivo de Ceniceros y ahora cede el testigo a su ‘número dos’, Alberto Galiana, con el que ya compartía equipo cuando Capellán comandaba la Consejería.

Talante y mareas

Abel Bayo deja atrás con su dimisión un año y medio marcado por las movilizaciones contra la Lomce, un texto cuya aplicación ha defendido hasta el último momento en la sede parlamentaria y los foros públicos. En su último pleno como consejero, el del pasado día 27, extendió esa defensa a las reválidas contempladas en la ‘Ley Wert’, apenas unas horas antes de que el Gobierno Central se mostrara voluntarioso para sacrificar esta metodología evaluativa.

El talante del consejero -el último que, junto a Íñigo Nagore, mantenía su escaño en la transición de la era Sanz a la de Ceniceros- fue siempre la tónica común en sus intervenciones en el viejo convento de La Merced. «Usted me ha ofendido y le ruego que retire esa afirmación» era todo lo que se salía el ya exconsejero del clima sosegado desde la tribuna.

No lo tuvo fácil para contentar a una comunidad educativa en pie de guerra desde la entrada en vigor del Decreto Ley para la polémica reforma educativa de José Ignacio Wert, a lo que hay que sumar el caos producido en las oposiciones de maestros del pasado verano.

El de Educación supone el segundo cambio de configuración del Gobierno de Ceniceros en los dieciséis meses que han pasado desde su investidura. A finales de marzo Carlos Cuevas reemplazaba al frente de Fomento y Política Territorial a Antonino Burgos, que dejó el cargo por motivos personales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate