El Correo

La judicatura exalta su autonomía frente a las acusaciones de sometimiento al poder político

Carlos Lesmes se dirige a la audiencia durante su discurso de inauguración del año judicial en La Rioja.
Carlos Lesmes se dirige a la audiencia durante su discurso de inauguración del año judicial en La Rioja. / efe/raquel manzanares
  • El presidente del Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes, inauguró ayer el año judicial en el nuevo Palacio de Justicia

No suelen prestarse los jueces y magistrados a realizar muchas declaraciones públicas. Con el ánimo de preservar su imagen de imparcialidad, es raro que aporten su visión sobre el estado de salud del ‘tercer poder’. Sin embargo las valoraciones sí se cruzan en dirección contraria, poniendo en tela de juicio la autonomía de la judicatura y deslizando que las instrucciones y las sentencias a menudo no tienen más finalidad que contentar al Gobierno de turno.

Por todo ello merece la pena poner el oído cuando en una misma sala coinciden los presidentes de todos los Tribunales Superiores de Justicia del país y quien se sube al estrado para tomar la palabra es la máxima autoridad judicial, dejando a un lado al ministro del ramo.

Ayer el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, aprovechó la apertura del año judicial en La Rioja para desdecir las citadas acusaciones –muchas de ellas, lanzadas desde el partido del Gobierno de la nación– y romper una lanza en favor de la profesionalidad de jueces, magistrados y fiscales a la hora de instruir los casos que llegan al juzgado.

«Los jueces están actuando con total y absoluta independencia, sin aceptar injerencia alguna», defendió Lesmes desde el vestíbulo del nuevo Palacio de Justicia de La Rioja, en alusión a «las muchas causas de corrupción que se están juzgando (...), que afectan a muy diversos responsables públicos e instituciones y en las que en todas ellas los hechos se manifiestan con terquedad».

Los estrategas aseguran que no hay mejor defensa que un buen ataque, y en este sentido Lesmes advirtió de que el CGPJ «no dudará en poner todos los medios a nuestro alcance para que el respeto a la independencia de la Justicia no se vea vulnerado en ningún momento y para trasladar a la sociedad que, de producirse tal vulneración, se estaría atacando a la esencia misma de la democracia».

El presidente del Supremo y del CGPJ reveló que «a los jueces nos duele escuchar que esa Justicia en la que creemos y por la que creemos no es independiente, que está politizada, que son los partidos políticos los que dirigen la acción de los jueces» y auguró que «cuando la sociedad se percate de que la independencia y la imparcialidad presiden unas decisiones judiciales coherentes, aceptadas bajo el principio de la igualdad de todos ante la ley, entonces cabrá esperar que la tarea del juez se valore con un saludable espíritu crítico, pero con honestidad».

El presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros.

El presidente de La Rioja, José Ignacio Ceniceros. / g.r.

Excesiva carga de trabajo

Durante la inauguración del año judicial Carlos Lesmes también valoró que en el pasado ejercicio aumentó el número de casos resueltos y que se redujo el tiempo de respuesta «aun teniendo en cuenta que no se produce un aumento de plantilla desde el año 2011». Pese a ello, lamentó que esta mejora no nos puede hacer olvidar situaciones escasamente sostenibles, con cargas de trabajo excesivas, mal repartidas y con grandes desequilibrios».

Para remediarlo, el presidente del CGPJ invitó a emprender un «giro estratégico» en el sistema judicial, coincidiendo con la implantación de la tecnología digital, para aspirar a una Justicia «más accesible, transparente y ágil».

En la misma línea se manifestó el presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja (TSJR), Ignacio Espinosa, quien señaló que el ámbito judicial necesita «mayor legitimidad», ya que la opinión y la satisfacción de los ciudadanos hacia él ha empeorado en los últimos años.

Así, Espinosa reconoció la labor de muchos jueces que «luchan por juzgar a los presuntos responsables de esta lacra de corrupción que nos invade, sin miedo a incomodar al político de turno ni pensar en el encarnizamiento que determinados medios de comunicación van a hacer de él». Por ello, reclamó un «fortalecimiento del CGPJ, por ser un contrapoder del Ejecutivo y el Legislativo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate