El Correo

El tripartito saca a concurso el plan de gestión turística con un año de retraso

Oficina de Información y Turismo de Haro
Oficina de Información y Turismo de Haro / R. SOLANO
  • El proyecto debe incluir la política laboral de las empresas que opten a la concesión del contrato y será determinante al suponer hasta el 60% de la valoración final

El Ayuntamiento hace público el pliego de condiciones que determinará la concesión del contrato que contempla el «diseño, planificación, gestión, desarrollo estratégico y ejecución del plan turístico de Haro, así como gestión del servicio público, mediante concesión, de la explotación de la oficina de turismo de Haro». Un plan que el gobierno tripartito consideraba «fundamental» para la ciudad pero que llega con un año de retraso y envuelto en la polémica. No sólo porque ha visto la luz sin otorgar a los concejales de la oposición la posibilidad de valorar la iniciativa, sino porque se anuncia después de haberse consumido buena parte de los 100.000 euros que se habían reservado en el Presupuesto de este año para su adjudicación a una empresa especializada en este servicio.

Que Leopoldo García haya justificado la demora, y el desembolso de la cuantía reservada para este fin de forma discrecional, no acaba convenciendo ni a ‘populares’ ni a Patricia Mateos, reconvertida en voz de Podemos en el Consistorio tras ser catalogada como edil no adscrita. El concejal de Turismo se amparó en la vigencia del contrato de gestión de la Oficina de Turismo, al que se vincula ahora el plan de gestión turística, para aparcar su ‘proyecto estrella’ hasta cierre de este año. «Pero eso es algo que ya sabía a finales de 2015 cuando sometió a debate los Presupuestos e incluyó, a pesar de todo, la partida de 100.000 euros para este fin», recordó Lydia Arrieta, presidenta del PP en la localidad jarrera.

Sea como fuere, el gobierno tripartito anuncia la convocatoria de concurso de licitación para la adjudicación de este servicio por cerca de 95.000 euros al año, 48.400 para el plan turístico y 46.600 para la gestión de la Oficina de Turismo, y por un periodo de dos años prorrogable por dos más.

Se plantea en el anuncio firmado por la alcaldesa Laura Rivado que la selección del adjudicatario se efectuará teniendo la «oferta económicamente más ventajosa», ajustándose en todo caso a varios criterios. Pero lo cierto es que éstos pesarán mucho más que el coste requerido por los licitadores, que en ningún caso deberá superar los 95.000 euros fjados como tipo máximo de licitación.

En realidad será el proyecto de organización y gestión del servicio, en el que deberá incluirse la política laboral de la empresa, el que más pese en la valoración final de las ofertas, al suponer hasta un máximo de 60 puntos sobre 100 y quedar, además, supeditado a la interpretación que haga a este respecto un «comité de expertos» en el que figuran dos técnicos del departamento de Turismo del Gobierno de La Rioja, uno de ellos perteneciente a la sociedad pública La Rioja Turismo, y el director de Actividades Culturales del Consistorio jarrero.

Tanto el precio ofertado por cada una de las firmas aspirantes a la concesión del servicio municipal que ve por fin a luz como las mejoras que incorporen a su propuesta de actuación podrían llegar a suponer, en cada uno de los dos apartados, hasta veinte puntos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate