El Correo

Un informe señala que 70.000 riojanos viven en riesgo de exclusión social

  • Más de 8.000 riojanos, un 2,6%, viven con menos de 332 euros al mes, una cifra que se ha rebajado un 6% en los dos últimos años

En La Rioja hay 54.000 personas en riesgo de pobreza, una cifra que se ha incrementado en un 0,9% respecto al año 2014, lo que supone unos 2.500 riojanos más aproximadamente. Además si unimos las personas que están en riesgo de exclusión social, la cifra aumenta a 70.000 personas. Un 22,1% del total, es decir, más de uno de cada cinco riojanos está en riesgo de pobreza o de exclusión social. Así lo revela el sexto informe del Estado de la Pobreza de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN).

Aunque la cifra de personas en riesgo de pobreza en La Rioja –por debajo 667 euros al mes por unidad de consumo, que se corresponde con el 60% de la mediana de los ingresos de la población– pueda parecer elevada (17,1 %), la realidad es que está cinco puntos por debajo de la media nacional. Una situación similar ocurre con la tasa de riesgo de pobreza y de exclusión social, la media nacional se sitúa a seis puntos y medio por encima de la riojana. Aunque desde EAPN señalan que en nuestra comunidad aumentó en dos puntos en 2015 hasta situarse en el actual 22,1%.

En cuanto a la pobreza extrema, que se sitúa por debajo de los 332 euros por unidad de consumo, La Rioja tiene la tercera tasa más baja de entre todas las regiones, solo superior a Aragón y Navarra, con algo más de 8.000 personas, que suponen el 2,6 % del total de su población. «La pobreza extrema se ha reducido casi seis puntos y nos tenemos que alegrar mucho, pero hace dos años era de más del 7%», explicó el presidente de EAPN La Rioja, José Antonio Menéndez

El informe utiliza el indicador Arope, que tiene en cuenta no solo el ingreso de las personas en situación de pobreza, sino también un factor de no poder acceder a recursos básicos (privación de material), y la tasa de intensidad de trabajo en la que vive una familia (teniendo que trabajar al menos el 20% de las horas potenciales al año para no estar en esta situación).

«Hay que tener en cuenta a la hora de analizar los datos que La Rioja ha perdido población, sobre todo inmigrantes, que era uno de los colectivos más golpeados por la pobreza», señaló Menéndez. Y es que desde 2009, un total de 10.115 personas extranjeras, que suponen el 21,8% del total de población inmigrante que vivía ese año en la región han abandonado la comunidad. De todas ellas, unas 9.200 personas, es decir, una gran mayoría (91%), estaban en edad de trabajar.

También incidió en que La Rioja es una comunidad «más rica que el resto» y que si los datos se analizasen con las cifras de salarios riojanos, el índice de personas en riesgo de pobreza aumentaría hasta el 18,6%.

Otro colectivo en el que EAPN La Rioja pone el punto de mira es en el de los pensionistas. Según los datos que manejan, el importe del 49,3% de las pensiones es decir, las correspondientes a 33.178 personas mayores, está por debajo del umbral de pobreza.

Privación de consumo

Uno de cada cuatro riojanos no tiene capacidad de para afrontar gastos imprevistos, mientras que el 6,2% no puede mantener la vivienda calefaccionada en invierno y el 1,9% de la población no podría permitirse una comida de carne o pescado cada dos días.

El índice de Privación Material Severa se calcula teniendo en cuenta si una persona puede hacer frente al menos a cuatro de nueve conceptos o ítems de consumo básico definidos a nivel europeo, como son, por ejemplo, ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año, no tener retrasos en el pago del alquiler o en la hipoteca, poseer un lavadora o una televisión a color.

Siguiendo esta medición el 4,8% de la población de La Rioja vive en situación de Privación Material Severa, es decir, no puede hacer frente a al menos a cuatro de nueve conceptos, que en términos absolutos corresponden a 15.000. Sobre todo las carencias en La Rioja se corresponderían con la incapacidad de mantener el hogar calefactado, no poder poseer un coche, tener retrasos en el pago de la hipoteca o el alquiler o no poder disponer de una semana de vacaciones.

«La tasa es relativamente baja, y está 1,6 puntos porcentuales por debajo de la correspondiente al conjunto de la población nacional», señalan desde la institución.

La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social es una coalición independiente de ONG y otros grupos involucrados en la lucha contra la pobreza y la exclusión social en la Unión Europea. Estos se encargan de supervisar que los estados cumplan la Estrategia Europa 2020 donde el objetivo es reducir el número de personas que viven en riesgo de pobreza en la Unión Europea por debajo de veinte millones.

«En la mitad del periodo no solo no se ha avanzado en la reducción, sino que ha aumentado. Para cumplir su cuota, España debería reducir en 2,4 millones el número de personas que viven en estas condiciones antes de cinco años», concluyó Menéndez.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate