El Correo

Serunión seguirá dando el servicio «semanas o meses» hasta la resolución del contrato

Serunión seguirá dando el servicio «semanas o meses» hasta la resolución del contrato
/ EL CORREO
  • El equipo de Gobierno rechaza las alegaciones de la empresa y le sanciona con una falta «muy grave» necesaria para rescindir el acuerdo

El equipo de Gobierno dio ayer otro paso para acabar con el contrato del Servicio de Comidas a Domicilio que une al Ayuntamiento de Logroño con Serunión, y que prácticamente desde su inicio les ha supuesto un quebradero de cabeza que pasa por numerosas quejas de los usuarios y tres sanciones distintas.

El último capitulo del ‘culebrón’ tuvo lugar ayer en la junta de Gobierno Local, donde su portavoz Miguel Sainz reconoció que aun quedan «semanas o meses» para dar por finalizada la contrata, después de que –como adelantó la alcaldesa el pasado martes– desestimaran las alegaciones presentadas por la empresa Serunión.

De esta forma la sanción por la presencia de la bacteria ‘listeria monocytogenes’ en uno de los menús analizados se considera «muy grave», ya que según el informe podría haber causado «problemas de salud importantes». Unida a otras dos de «carácter grave» –por utilizar otro sistema de conservación de los alimentos distinto al que estaba recogido en el pliego de condiciones y por la falta de calidad en las presentaciones de los alimentos, lo que acarreó numerosas quejas registradas por los usuarios– permite al Consistorio suspender la contrata.

Los siguientes pasos a dar por el Consistorio serán la incoación de un expediente para la resolución del contrato, del que formarán parte los informes de las Direcciones de Política Social y Contratación y los dictámenes de la Universidad de La Rioja y del Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria.

Si hubiese oposición por parte de la empresa a la suspensión del contrato, «como parece que va a ser» –señaló el concejal–, se solicitará un informe preceptivo del Consejo Consultivo de La Rioja.

Tras ese trámite, la Junta de Gobierno local deberá alcanzar un nuevo acuerdo, que será definitivo en vía administrativa e, inmediatamente, ejecutivo, salvo que se suspenda su ejecución.

El servicio continuará con normalidad, como hasta ahora, aunque Sainz advierte que desde el Ayuntamiento «no bajaremos la guardia».

Por último, el portavoz señaló que «desde que se detectaron las primeras quejas y sospechas de irregularidades, el Ayuntamiento ha actuado con diligencia, rigor y transparencia siempre en el marco de lo que dicta la Ley de Contratos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate