El Correo

La presencia de Arruga en la ‘comisión Del Río’ solivianta a la oposición

  • Los socialistas sugieren al PP que se replantee la decisión, C’s reclama disponer de mecanismos de recusación y la exconsejera habla de «impertinencia»

La constitución de la comisión parlamentaria que investigará los gastos de la Consejería de Presidencia con Emilio del Río al frente no deparó ninguna sorpresa: Partido Popular y oposición se enzarzaron en una pugna dialéctica desde el punto de partida. Como era previsible. El motivo, la presencia de Concepción Arruga, la exconsejera de Hacienda en la época que se investiga.

En cuanto Ana Lourdes González, presidenta del Parlamento regional, dio a conocer los componentes de la comisión empezaron los reparos. Ricardo Velasco (PSOE) sugirió que «con respeto a la autonomía del grupo parlamentario Popular» el PP debería valorar que Arruga no figurara como miembro.

Diego Ubis (Ciudadanos) fue más allá y planteó que los servicios jurídicos de la Cámara estudien los mecanismo de recusación que puedan existir. El portavoz de C’s recordó que Arruga es «la responsable última de la fiscalización de las cuentas» (lo fue entre 2011 y 2015) y podría ocurrir que se pidiera su comparecencia en la comisión.

Arruga calificó de «impertinencia y fuera de cualquier regulación jurídica» la reclamación de Ubis, apeló a su derecho como diputada de participar en cualquier comisión y afirmó que no tendrá ningún problema en comparecer si es requerida.

Arruga acusó a Ubis de «ignorancia política y jurídica» y preguntó al letrado presente si su condición de exconsejera hacía incompatible su presencia. La única objeción es que la diputada popular no tendrá derecho a voto en los asuntos que le afecten directamente.

García (PSOE), presidente

El diputado socialista Jesús María García será el presidente de la comisión. Fue elegido con los votos de su partido, el de Podemos y el de Ciudadanos. Ubis será el vicepresidente y Pedro Sáez Rojo, el secretario.

Según apuntaba ayer Efe, la comisión fue pedida por la oposición parlamentaria el 2 de junio para investigar la gestión de Del Río al frente de la Consejería de Presidencia, dado que, según sus datos, por ejemplo, entre 2010 y 2015, las partidas de comunicación y promoción de este departamento del anterior Gobierno riojano del PP ascendieron a 4,8 millones de euros, pero se ejecutaron por 15,1.

Antes de iniciarse la comisión Arruga explicó a la Prensa que «quizá ellos (la oposición) necesiten que se aclare algo, pero nosotros (PP) creemos que está todo perfectamente claro y es absolutamente legal la tramitación de todos los expedientes de contratación y así se podrá ver». Por ello, insistió en que el PP acude a la comisión con «total tranquilidad» y «no vamos a consentir que se utilicen sofismas para intentar llegar a conclusiones falsas».

García indicó que espera que de las comparecencias y de las peticiones de información se llegue a la conclusión de que «todo ha sido correcto» y que para ello es necesario conocer esos movimientos «extraños» que han sucedido en las partidas presupuestarias y en qué se ha gastado este dinero, que «no lo sabemos».

Sainz precisó que Podemos espera que esta comisión de investigación «ponga luz» sobre las «dudas» que se han planteado sobre la gestión de Del Río y Ubis se refirió a que es hora de que sean una «normalidad» las comisiones parlamentarias de investigación para esclarecer aspectos sobre «lo que hay dudas, que no queda claro, que parece oscuro», como en este caso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate