El Correo

Administración y retenes se emplazan a una nueva reunión negociadora

Las concentraciones para exigir su reclasificación se han sucedido durante los meses de julio, agosto y septiembre.
Las concentraciones para exigir su reclasificación se han sucedido durante los meses de julio, agosto y septiembre. / Díaz Uriel
  • Función Pública propone el reconocimiento del grupo de bomberos forestales, pero introduce la posibilidad de traslados forzosos

La reunión de ayer entre los representantes del comité de empresa de la Comunidad Autónoma de La Rioja –integrado por UGT, CC OO, STAR y CSIF– y la directora de Función Pública Begoña Lema para negociar el reconocimiento como bomberos forestales de los 90 integrantes de retenes contra incendios acabó ayer sin acuerdo, a la espera de que los servicios jurídicos de los sindicatos estudien la propuesta que el Gobierno regional les puso encima de la mesa.

El Ejecutivo autonómico, mediante un comunicado, explicó que estaba dispuesto a crear este grupo profesional de bomberos forestales y a incluir en el mismo a los colectivos de operarios especializados (retenes y ayudantes de conductor de autobombas) y oficiales de primera (retenes y encargado de retén), sin que con ello cambiaran las funciones de este colectivo.

Ahora bien, desde la Administración se dejaba claro en el texto que la reclasifiación de estos trabajadores sí implica un cambio en las cotizaciones a la Seguridad Social, para permitir que puedan acogerse a coeficientes reductores de la edad de jubilación. La directora de Función Pública señaló que, una vez se alcance el acuerdo, tanto la Comunidad Autónoma como los trabajadores pasarán a cotizar más. Se calcula que la reclasificación supondrá 190.000 euros anuales para las arcas públicas y un total de 35.000 al año para los 90 trabajadores.

No obstante, el comunicado oficial precisa que «la propuesta está supeditada a la decisión que pueda adoptar en el futuro el Instituto Nacional de la Seguridad Social respecto a la aplicación de los coeficientes reductores de la edad de jubilación, ya que el Gobierno de La Rioja no tienen competencia para ello».

Este fue uno de los puntos de fricción en la reunión de ayer. Miguel Ángel Gurrea, presidente del comité de empresa, precisó que «parece como si la Administración regional se quisiera desentender» del asunto de la jubilación anticipada.

Además, según añadió Gurrea, «nos plantean ligado al acuerdo una cláusula para que la Admnistración regional pueda proceder a cambios forzosos de trabajo con aquellos bomberos que, a juicio del servicio de prevención, tengan algún problema físico o de salud que les impida desarrollar su tarea diaria». Y, en tercer lugar, «pretenden que en lugar de bombero forestal el puesto se denomine operario especializado en prevención y extinción de incendios, con el nombre de bombero forestal entre paréntesis, y nosotros defendemos que el nombre de bombero forestal debe encabezar la denominación y no estar en el paréntesis para no tener problemas con el INSS».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate