El Correo

«Hay que buscar que San Mateo sea bueno para todos y le vaya bien a los empresarios»

Cuca Gamarra sostiene el cartel anunciador de las fiestas en las dependencias de Alcaldía.
Cuca Gamarra sostiene el cartel anunciador de las fiestas en las dependencias de Alcaldía. / J. Goicoechea
  • Cuca Gamarra-Alcaldesa de Logroño, En sus sextas fiestas mateas como regidora de la ciudad, Gamarra valora la implicación de los distritos para hacer suya la celebración

El punto de partida es el mismo, pero el desenlace de las fiestas llegará un día más tarde. El disparo del cohete desde el Ayuntamiento extiende una alfombra roja para que Logroño se entregue a la algarabía durante siete días que la alcaldesa espera que sean prósperos para la economía local.

–Este año los sanmateos celebran aniversarios ‘redondos’: 25 años desde la elección de la primera pareja de Vendimiadores y 60 como Fiestas de la Vendimia Riojana.

–Es algo que nos hace darnos cuenta de cuántos sanmateos llevamos vividos todos juntos y nos da también la alegría y el orgullo por pertenecer a una ciudad que todos los años sabe tomarse un respiro para disfrutar juntos y sonreír durante una semana.

–Por delante hay ocho días de fiesta. Hay que estar muy en forma para aguantar el ritmo.

–Son muchos, es cierto, pero estoy convencida de que hay 151.000 cuerpos que lo vamos a disfrutar al máximo. Antes de que empiecen siempre uno se pregunta si podremos soportarlo, pero por otro lado hay también mucha alegría y ganas de encontrarte con muchísima gente. Al final, lo que queremos todos es que San Mateo nunca acabe.

–Aunque este San Mateo de sábado a sábado es una novedad la intención es que los dos siguientes sigan con este formato.

–Hemos buscado que las fechas quedasen claras a lo largo de toda la legislatura para, así, que todo el mundo se pueda organizar sin problemas. No hay que olvidar que de las fiestas de San Mateo dependen el calendario escolar, las vacaciones familiares, los días libres en las empresas… Por eso hemos decidido cerrar un acuerdo y que todo el mundo sepa cuándo es San Mateo desde el inicio del año.

–Se aprecia cierta tendencia a descentralizar buena parte de los actos del programa, ¿la idea es que los distritos tomen más protagonismo en las fiestas mateas?

–Sesenta años de fiestas de la Vendimia nos han hecho aprender que queremos vivirlas en todos los rincones de la ciudad. San Mateo ha ido evolucionando para adaptarse a los logroñeses en cada momento y llevar la fiesta a los distritos es algo que hace más barrio, más ciudad. Desde los últimos ocho años se ha apostado por que haya más actividad en los barrios, porque eso permite que haya un retorno económico en esa parte de la ciudad. Hay que buscar que San Mateo sea bueno para todos y que le vaya bien al mayor número de empresarios posible.

Momentos

–De los 520 actos que incluye el programa de fiestas, ¿cuál cree que va a ser el gran momento de San Mateo?

–Creo que no hay uno solo que pueda definirse como ‘el acto de San Mateo’. Los logroñeses tenemos en nuestra mano la posibilidad de elegir cada uno cuál es nuestro momento; eso es lo positivo, y no que todos tengamos que hacer una misma cosa para pasarlo bien.

–Todos los indicadores hablan de récord de visitantes en lo que va de año, ¿hay más responsabilidad por agradar al foráneo?

–Creo que Logroño es la ciudad más hospitalaria del mundo, pero por ser modesta vamos a decir que de Europa (risas). Nos gusta atender muy bien a la gente que nos visita, sean amigos o personas que acabarán siéndolo en el futuro. No es un reto del Ayuntamiento como institución; es algo que los logroñeses nos planteamos siempre que vemos a alguien de fuera. Es una labor que nos permite conseguir muchos embajadores de Logroño; en este caso dándoles lo mejor que tenemos, que es el vino de Rioja.

–No sé si calificarlo de tradición, pero el lanzamiento del cohete se ha caracterizado en los últimos años por los pitos y abucheos hacia la alcaldesa.

–Eso son anécdotas. Lo más importante es que la gente disfruta mucho y lo que siento es mucha alegría y mucho cariño por parte de la gente que viene al disparo del cohete.

–¿Hacia dónde camina el futuro de las fiestas mateas?

–Seguirán manteniendo la esencia, pero también continuarán transformándose a medida que lo hagamos los logroñeses. Hace 25 años, cuando se eligieron a los primeros Vendimiadores, no existía internet ni los teléfonos móviles, que han cambiado muchas cosas. Estoy convencida de que en el futuro la ciudad será diferente a la actual, pero la esencia de las fiestas seguirá siendo la misma.