El Correo

El día de antes también es festivo

Los niños no esperan al cohete y se volcaron en la primera actividad prefestiva, el Circo Mundial mandó unos emisarios cómo se las gastan bajo la carpa.
Los niños no esperan al cohete y se volcaron en la primera actividad prefestiva, el Circo Mundial mandó unos emisarios cómo se las gastan bajo la carpa. / javier goicoechea
  • Las peñas, casas regionales y partidos políticos calentaron los motores inaugurando sus carpas, casetas y chamizos. Hasta el circo se estrenó en la jornada previa al lanzamiento del cohete.

Todavía quedaba un día para el lanzamiento del cohete que inaugura las fiestas matea, pero ayer la ciudad ya respiraba un aire festivo que se podía sentir en muchos rincones de la capital. Y seguro que más de uno ya tenía la bota llena con buen vino o echó el primer trago de zurracapote.

El buen tiempo del verano ha hecho que la imagen de un peregrino o algún que otro visitante consultando un mapa nada más salir de la oficina de turismo sea estampa matutina en Portales, pero ayer un hormigueo inusual de visitantes presagiaba que éste no iba a ser un fin de semana al uso. Tampoco había que ser un lince para darse cuenta: escenarios, casetas y carpas presagiaban que las fiestas estaban muy cerca. Tanto que algunas calles, como Vitoria, ya estaba engalanada con los típicos banderines festivos de La Rioja que suelen lucir los pueblos cuando llegan los festejos patronales.

Así que en ese afán de preinaugurar las fiestas, peñas, casas regionales y partidos políticos –a los que también se unió el Circo Mundial– fueron los primeros que comenzaron a celebrar San Mateo. Concretamente a las siete de la tarde, una hora que parece que todos acordaron, pues el circo, la Federación de Peñas y las Casas regionales la eligieron para las primeras actividades.

La nota de color y diversión corrió de la mano de malabaristas y payasos, que ofrecieron una pequeña gala de la magia, humor, riesgo y arte que los amantes de este espectáculo podrán encontrar bajo la carpa roja y blanca instalada en el recinto ferial hasta el 25 de septiembre. Un trío de payasos y un artista del diábolo tuvieron entretenido al público durante unos veinte minutos. Y los que ya peinan canas, también disfrutaron, o por lo menos recordaron aquellas canciones que cantaron de la mano de tres payasos que salían por la tele, porque allí estuvo Fofito para entonar himnos de una generación entera como ‘Susanita tiene un ratón’ o ‘Hola Don Pepito, hola Don José’.

Las peñas también pensaron en los más pequeños y antes ni siquiera de inaugurar el espacio de Peñas 2.0 cedieron el uso del escenario para proclamar a los reyes y reinas infantiles de 2016. Para la inauguración, uno de esos eventos a los que acuden por compromiso los representantes políticos, tuvo que esperar hasta las nueve de la tarde.

Un espacio que este año será diferente al visto en anteriores ediciones. A la antigua carpa de las peñas le ha sustituido un escenario y varias casetas de comida y bebida (una de ellas especializada en cocteles). Incluso cuentan con una antigua furgoneta reconvertida en una cervecería ambulante.

En esta ocasión las peñas han dibujado un programa de actividades pensado para todas las edades, empezando por lo niños. Por las mañanas habrá una ludoteca, hinchables y hasta un concurso de dibujo diario, todo ello amenizado con actividades musicales.

A mediodía toca tomar el vermú y eso es un hábito para el que las peñas ya están preparadas: distintas charangas animarán a los que se quieran sumar a la fiesta de las camisolas de colores. Además por la tarde, a la hora del café, grupos riojanos en versión acústica serán el azúcar que endulce el final de la comida. Mientras que por la noche habrá conciertos de distintos estilos musicales que no dejaran indiferentes a nadie.

Sevillanas y flamenco

A las ocho, una hora antes que sus vecinos peñistas, la caseta de la Casa de Andalucía levantó la verja y empezó a calentar las fiestas con su música característica a ritmo de sevillanas y flamenco. Una oportunidad que aprovecharon para proclamar al rey y reina de sus fiestas. Una hora antes, a las siete de la tarde, en la Glorieta del Doctor Zubía, la Federación de Casas Regionales ya habían encendido las luces y ofrecían sidra, pulpo a feira, gambas, queso de cabrales y todo tipo de productos tradicionales del resto de regiones.

Otros que tampoco quisieron faltar a la preinauguración matea fueron los partidos políticos. Partido Popular, Partido Socialista, Ciudadanos y Partido Riojano aprovecharon la tarde de ayer para descorchar las primeras botellas de vino y empezar a empinar el codo con el zurracapote que ofrecerán a afiliados, simpatizantes y fiesteros que quieran acercarse a echar un buen trago.