El Correo

Investigados dos conductores sin carnet que llegaron a provocar un accidente

En otra ocasión, provocaron un accidente en una gasolinera.
En otra ocasión, provocaron un accidente en una gasolinera. / Guardia Civil
  • Domiciliados en Tirgo y Casalarreina, «despreciaban» las normas de circulación y se les imputan dieciocho delitos contra la seguridad vial en un año

Habían perdido los puntos del permiso de conducir pero eso no les impedía ponerse al volante, haciendo caso omiso a las normas de circulación y cometiendo cada vez numerosas infracciones del código. Hasta dieciocho veces les había detectado la Guardia Civil en solo doce meses.

Los implicados en estos hechos son dos varones de 25 y 39 años, nacidos en Logroño y en Ermua (Vizcaya), respectivamente, que tienen fijada su residencia en las localidades riojanas de Casalarreina y Tirgo.

Los dos poseen numerosas infracciones a la Ley de Seguridad Vial, y en sus actuaciones han llegado a mostrar un total «desprecio» a las normas de circulación y al resto de conductores y usuarios de la vía, según la Guardia Civil.

El varón de 25 años ha sido investigado en tres ocasiones durante el periodo comprendido entre julio y agosto de 2016, por conducir un vehículo a motor sin haber recuperado su permiso de conducir tras una pérdida de vigencia dictada por la Jefatura de Tráfico.

La última actuación contra esta persona se desarrolló el 26 de agosto, cuando nuevamente fue sorprendido por agentes de Casalarreina conduciendo un turismo.

Dejó el coche en plena calle

Para evitar ser detenido por los agentes dejo el vehículo que conducía en medio de una calle de Casalarreina y después entró en un establecimiento público y convenció a una tercera persona para que se hiciese cargo del coche, explicándole que no tenía el permiso de conducir en vigor y que la Guardia Civil lo estaba buscando.

Por otro lado, el varón de 39 años ha sido investigado y detenido hasta en 15 ocasiones por conducir sin vigencia del permiso de conducción (por pérdida total de puntos asignados), ser privado cautelar o definitivamente del mismo por decisión judicial y, por conducción temeraria en otras dos ocasiones.

Los incidentes de más gravedad los provocó en septiembre y noviembre del año 2015, cuando huía de los agentes conduciendo un turismo de forma «negligente y temeraria».

En su primera huida provocó la salida de vía de otro conductor y en la segunda colisionó contra una gasolinera. La última actuación contra él se efectuó durante el pasado mes de agosto, tras ser nuevamente sorprendido conduciendo vehículo a motor por la localidad de Tirgo.

De todos los hechos tienen conocimiento las autoridades competentes.