El Correo

Antidisturbios de Pamplona y un helicóptero de Zaragoza vigilarán las fiestas de San Mateo

Una patrulla de la Policía Local realiza un control de alcoholemia y drogas en la calle Víctor Pradera de la capital.
Una patrulla de la Policía Local realiza un control de alcoholemia y drogas en la calle Víctor Pradera de la capital. / jonathan herreros
  • La seguridad habitual se refuerza en esta edición como consecuencia del nivel 4 de alerta antiterrorista decretado desde el pasado año

El próximo sábado arrancan oficialmente las fiestas de San Mateo, que durante ocho jornadas multiplicarán la población de Logroño con la llegada de miles de foráneos entregados a la alegría. Con tal motivo y a fin de velar para que todo transcurra según lo esperado, alrededor de cuatrocientos agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local patrullarán las calles de sábado a sábado, con casi doscientos efectivos trabajando de forma simultánea en cada día de las fiestas.

Este año, además, reforzarán el dispositivo de seguridad unidades procedentes de Navarra y Aragón en los momentos más ‘calientes’ de las fiestas, como el disparo del cohete, el pisado de la uva o la quema de la cuba. En concreto, quince agentes antidisturbios de Pamplona se unirán a la Brigada de Seguridad Ciudadana los días 17, 18 y 21, mientras que un helicóptero procedente de Zaragoza vigilará desde el aire el transcurso de los actos más concurridos del sábado y el día de San Mateo. Asimismo, la vigilancia en las estaciones de ferrocarril y autobuses se intensificará el lunes y el martes con otros seis agentes adicionales.

El motivo de este incremento de la seguridad no es otro que el nivel de alerta 4 (sobre una escala de cinco grados) implantado en España desde julio del pasado año tras los ataques yihadistas perpetrados en Francia, Túnez y Kuwait. Ayer, el delegado del Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, recordaba que este refuerzo del número de agentes «ya se ha venido desarrollando en las fiestas de otras ciudades de España este verano».

Bretón detalló que en total serán 195 los efectivos de la Policía Nacional desplegados en Logroño durante las fiestas mateas, con dispositivos especiales como el planificado por la Brigada de Policía Judicial para prevenir hurtos en espacios con gran afluencia de personas y para evitar robos en los domicilios.

Por parte de la Policía Local, la práctica totalidad de su plantilla (más de doscientos agentes) estará disponible durante los ocho días de fiesta, con turnos reforzados «para cubrir toda la ciudad y todas las horas del día», señaló la alcaldesa, Cuca Gamarra. La distribución de los turnos en uno y otro cuerpo hará que, de forma simultánea, trabajen alrededor de doscientos agentes cada jornada de las fiestas.

Más allá de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, durante los sanmateos también velarán porque nada empañe la fiesta 35 efectivos de Protección Civil y un centenar de voluntarios de Logroño, así como el personal del Cuerpo de Bomberos, Cruz Roja, Servicio Riojano de Salud y SOS Rioja 112. A todos ellos hay que sumar la plantilla de empleados del servicio municipal de limpieza y los técnicos municipales de Festejos.

Pulseras identificativas

Otra de las novedades de la seguridad en San Mateo tiene como protagonistas a los más pequeños, ya que Protección Civil distribuirá en los espectáculos infantiles pulseras identificativas en las que los padres pueden inscribir el nombre del menor y un teléfono de contacto por si el pequeño se extravía.

Sin embargo, pese a la proliferación de agresiones sexuales durante las fiestas de otras localidades, el Ayuntamiento de Logroño no habilitará ningún protocolo de seguridad específico en este ámbito. En su lugar, Cuca Gamarra avanzó que a lo largo de esta semana se presentará una campaña de concienciación dirigida específicamente a las mujeres para evitar que sean víctimas de capítulos similares a los vividos en Pamplona o Calahorra, entre otros.