El Correo

La oposición pide a Gamarra que defienda la «autonomía local» en el parking del San Pedro

Bajo el lema ‘Sanidad sin barreras’, centenares de riojanos llegaron al Parlamento para pedir que este asunto se trate en el Debate sobre el Estado de la Región.
Bajo el lema ‘Sanidad sin barreras’, centenares de riojanos llegaron al Parlamento para pedir que este asunto se trate en el Debate sobre el Estado de la Región. / JAVIER GOICOECHEA
  • Unas ochocientas personas se manifiestan para que el aparcamiento siga siendo de uso gratuito y sin ningún tipo de barreras

El parking oeste del Hospital San Pedro volvió a ser ayer el tema de actualidad en dos vertientes diferentes, la política y la ciudadana. Por un lado, los grupos de la oposición del Ayuntamiento de Logroño -PSOE, Cambia Logroño, Ciudadanos y Partido Riojano- mostraron por la mañana su «unión» contra la idea de la Consejería de Salud de imponer un cobro en dicho aparcamiento, un hecho que el Consistorio no debería permitir «en defensa de su autonomía local».

Mientras que por la tarde, cerca de ochocientos ciudadanos se manifestaron contra la misma idea -bajo el lema ‘Sanidad sin Barreras’-, acabando a las puertas del Parlamento Riojano con la intención de que la situación del parking sea tratada en el Debate sobre el Estado de la Región, que tiene lugar en las sesiones de hoy y mañana.

Los portavoces de los grupos de la oposición -Beatriz Arraiz (PSOE), Gonzalo Peña (Cambia Logroño), Julián San Martín (Ciudadanos) y Rubén Antoñanzas (PR)- informaron de que han solicitado dos informes, uno jurídico y otro de movilidad para el barrio de la Estrella, con el fin de que el Ayuntamiento «tenga la última palabra». Según estos concejales, la imposición de un pago repercutiría negativamente aumentando el tráfico en la zona. Por eso piden al equipo de Gobierno que defienda la «autonomía local» en las decisiones que afecten al desarrollo urbanístico de la ciudad.

Aunque ya existe un informe sobre el estado del tráfico del mes de julio que desaconseja el cambio de uso del aparcamiento, los concejales entienden que debe elaborase uno nuevo que valore la incidencia del tráfico tanto en caso de que haya parking de pago, como de que finalmente se mantenga gratuito. Mientras que el informe jurídico deberá aclarar la situación de los terrenos porque podrían haber cambiado las condiciones de su licencia de primera ocupación, los grupos consideran que igual debería contar con una licencia de actividad.

Iván Reinares, portavoz de la Plataforma por la gratuidad del parking del San Pedro, también coincide en que cerrar el parking perjudicará al barrio. «El parking del CIBIR va a seguir no siendo rentable, porque la gente va a utilizar el aparcamiento de urgencias o aparcará en La Estrella», señaló. Reinares recordó que el cierre del aparcamiento viene «simplemente por el hecho de que el parking de pago del CIBIR no es rentable».

Desde la plataforma apuntan a que el origen de todo es el «contrato lesivo» firmado «a cuarenta años» en el año 2010 con la empresa que actualmente gestiona este parking y que está basado en «una mala valoración, por no decir pactada», de rentabilidad de esa concesión.

Desde 2010 el Gobierno ha tenido que pagar 3,5 millones de euros a dicha empresa por las pérdidas acumuladas durante este tiempo, y visto que ese parking «no va a ser rentable», piden a la Consejería que rompa el contrato. En caso de que fuera así, el Ejecutivo tendría que indemnizar a la empresa, pero Reinares aseguró que la a empresa va «a haber que pagarle siempre o de una forma o de otra» porque el parking no va a ser rentable de aquí a cuarenta años.

Otro de los puntos en los que coinciden partidos políticos y el movimiento ciudadano es en qué se va a concretar el citado uso sanitario. «La consejera no ha explicado muy bien en qué va a consistir el uso sanitario», relató Reinares, que dijo que en la reunión que tuvieron en la consejería les abrieron la posibilidad a «cualquier uso», desde acompañantes de enfermos hasta a vecinos del barrio. Y que está situación solo tiene vigencia hasta abril de 2018, cuando finalice la disposición transitoria.

Pero la principal y fundamental coincidencia es que ambas vertientes, tanto política como ciudadana piden lo mismo: «Que el parking se quede como está, de uso gratuito y sin ningún tipo de barrera».