El Correo

Más hoteles y más extranjeros

Más hoteles y más extranjeros
  • Pese a los buenos datos turísticos, La Rioja se sitúa a la cola nacional en los días de estancia

Las estadísticas sobre turismo, especialmente en los últimos meses, parecen haberse puesto del lado bueno: crecen y crecen. De hecho, según la Estadística de Movimientos Turísticos en Fronteras (FRONTUR) del INE, La Rioja es la comunidad española que experimentó un mayor crecimiento en el número de turistas internacionales recibidos en 2015 con respecto a 2014, un 37%. Una parte muy importante de esos visitantes acaba pernoctando en hoteles y ahí es donde incide el estudio titulado ‘El sector hotelero en España: macrocifras y evolución’, que realiza el Centro Universitario Internacional The Ostelea School of Tourism & Hospitality, especializado en formar a líderes, directivos y técnicos de la industria de la hotelería y el turismo.

Y, entre las cifras referidas a La Rioja, destacan algunas como el total de hoteles riojanos, ya que comparando los de 2008 (135)y los del pasado 2015 (141) se ve que han sobrevivido la mayor parte a la crisis e incluso han abierto nuevos. Tal como destaca el informe de Ostelea, «La Rioja es la comunidad que ha experimentado un mayor aumento en el número total de hoteles, un 5,2%, en el último año».

«En general, es estable el sector en número, aunque estos años también ha habido alguna apertura y algún cierre. Suelen fluctuar más los alojamientos pequeños, de pueblos... Por ejemplo, cerró el San Fernando de Nájera, pero han abierto otros», reconoce Demetrio Domínguez, presidente de la Asociación Riojana de Hoteles, integrada en la FER. Y va más allá: «En cómputo total, efectivamente hay mas alojamientos turísticos en La Rioja, lo que supone que haya más oferta para que el cliente elija entre diferentes lugares y tipologías de alojamientos, que van desde pensiones hasta hoteles de cuatro estrellas. Por supuesto sin contar campings, alojamiento rural, apartamentos turísticos, y toda esa oferta alegal que esperemos se detenga inmediatamente con la nueva reglamentación turística», resalta.

Si se habla de ratio, España tiene una media de 3,13 hoteles por cada 10.000 habitantes y, aunque muy lejos de los 6,57 hoteles de Baleares, La Rioja está por encima de la media. En concreto, se sitúa muy cerca de los 4,5 hoteles por cada 10.000 habitantes.

Ahondando en la tipología de los establecimientos, el estudio Ostelea muestra que más del 70% de las plazas españolas las aportan los hoteles de cuatro y tres estrellas. Y La Rioja va en la misma línea: «En el conjunto de los establecimientos hoteleros predominan mayoritariamente los tres estrellas, que son más del 60%. La hotelería en La Rioja en su gran mayoría es de gestión familiar, aunque también se cuenta con las cadenas nacionales e internacionales ya implantadas fundamentalmente en Logroño, donde la más fuerte es Pretur, y alguna ya está en otros lugares, como Ibis en Arnedo», precisa Domínguez.

Respecto a su tamaño, de media, los hoteles y hostales españoles ofrecieron 99 plazas en 2015, señala Ostelea. En el caso riojano, si bien el tejido hotelero es más reducido, de mediano establecimiento, también hay varios que superan el centenar de plazas. El que mayor capacidad tiene es el Hotel Spa Terma Europa Balneario Arnedillo, de cuatro estrellas, con 133 plazas, seguido del cuatro estrellas Hotel Carlton Rioja, de Pretur, en Logroño, con 117 plazas, y el NH Logroño, tres estrellas, que ofrece 110 plazas.

Pernoctaciones, a la baja

No en todos los parámetros del estudio de The Ostelea School La Rioja sale bien parada. Hay un aspecto que continúa por debajo de la media: las pernoctaciones. Si en el conjunto del país es de 3,3 días, en la comunidad riojana se registra la segunda media más baja, 1,7 días, solo superada por Castilla y León, 1,6 días. «Galicia (-3,4%) y La Rioja (-3,1%) son las comunidades donde más disminuyó la estancia media en 2015», destaca el informe.

«La media de pernoctaciones en nuestros hoteles es uno de los grandes retos que tenemos. Para ello se debe trabajar duro entre todas las administraciones regionales, locales y diferentes organismos públicos y privados. Y que entre todos hagamos más atractiva La Rioja no solo para pasar o para venir a ver una bodega, sino para que tengamos alicientes de alargar nuestras estancias con la excusa de visitar nuevos recursos, realizar actividades socioculturales y deportivas, etc.», apunta el presidente de la Asociación Riojana de Hoteles y director del Hotel Victoria de Arnedo.

Respecto al número de puestos de trabajo que ofrecen los hoteles riojanos, el informe de Ostelea concluye que en 2015 fueron 816 trabajadores, un 2% más que el año anterior. Sin embargo, esta cifra queda lejana de los 1.015 empleados que había en 2008, al inicio de la crisis.

Con todo ello, Domínguez concluye con una reflexión: «Hay mejores cifras de visitantes, pero debemos tener en cuenta la rentabilidad del sector hotelero, que en muchos casos no existe».

Y es que, según los datos que maneja el representante del sector hostelero en La Rioja, « con algunas tarifas que se están dando no se salvan gastos generales y sobre todo es más difícil esa rentabilidad en establecimientos pequeños». A su juicio, «estamos con precios de 2008-2010; hay que recuperar un poco la tarifa».