El Correo

Se enfrentan a 62 años de cárcel por robar en un chalet de Lardero y retener a una madre y sus hijos

  • Con la excusa de entregar un ramo de flores, accedieron a la vivienda, amenazaron a los ocupantes con pistolas y les dejaron atados con bridas en el sótano

El fiscal solicita una pena total de 62 años de prisión para tres personas acusadas de delitos de robo, detención ilegal y tenencia ilícita de armas, tras retener presuntamente en su vivienda a una mujer y a sus dos hijos, amenazarles con pistolas y robarles dinero y otros objetos personales. La vista oral se celebrará hoy, a partir de las diez de la mañana, en la sala de la Audiencia Provincial de La Rioja.

De acuerdo con el escrito de conclusiones provisionales del ministerio público, los hechos ocurrieron el 28 de mayo de 2015 en la localidad riojana de Lardero cuando los tres acusados, en unión de otra persona que no se encuentra a disposición del tribunal, puestos de común acuerdo, utilizaron dos vehículos para trasladarse a Lardero con el fin de acudir a la vivienda de una mujer, viuda del hermano de la pareja de uno de los acusados, donde convivía con sus dos hijos.

Hasta allí se desplazaron con, al menos, una pistola semiautomática y un revolver detonador. Una vez en la vivienda de Lardero, uno de los acusados, portando un ramo de flores, se presentó en el porche de la vivienda y llamó al telefonillo, recibiéndole uno de los hijos pequeños.

Posteriormente, cuando la mujer se dispuso a firmar la recepción del envío del ramo de flores, el acusado «la agarró fuertemente por el cuello y le encañonó con una de las pistolas en la cabeza arrastrándola al interior de la vivienda», diciéndole que su marido «había dejado una deuda de 600.000 euros en una operación en Panamá y que tenía que pagarla».

Amenazas de muerte

En ese momento, los otros dos acusados se introdujeron en la vivienda y amenazaron a la mujer «con que iban a matar a sus hijos y después a ella». Posteriormente, llegó el otro hijo a la vivienda «y amedrentándole con una pistola» bajaron a los tres al sótano donde les ataron con una bridas. Se apoderaron de 45.000 euros en metálico, un rolex y otros objetos. Finalmente, los acusados abandonaron el lugar de los hechos.

Uno de los hijos de la propietaria de la vivienda logró subir del sótano a primera planta del inmueble y, tras percatarse de que los asaltantes ya habían abandonado la casa, llamó a emergencias. La duración de la retención ilegal de las tres personas duró aproximadamente una hora, según se recoge en el escrito del ministerio público.

Para el fiscal estos hechos son constitutivos de un delito de robo, tres delitos de detención ilegal y un delito de tenencia ilícita de armas, aunque de este último solo es acusado uno de los procesados. Por ello, solicita cinco años de prisión por el delito de robo para cada uno de ellos y 15 años de prisión para cada uno por los tres delitos de detención ilegal. Finalmente, para el acusado de la tenencia ilícita de armas, el ministerio público reclama dos años más de prisión.

Además, deberán indemnizar a la víctima con 45.000 euros «por el dinero sustraído y no recuperado» y con la cantidad que se determine en la posterior ejecución de sentencia por el reloj y los otros objetos sustraídos.