Vitoria se blinda con barreras 'antikamikazes' para el Chupinazo

Las primeras barreras 'antikamikaze' se han instalado este viernes en la calle Olaguíbel. / EL CORREO

El Ayuntamiento, que además sellará durante fiestas los accesos a las barracas de Mendizabala, usará también estos muros para controlar este viernes el veto al vidrio en la plaza de la Virgen Blanca

David González
DAVID GONZÁLEZ

Los aledaños de la plaza de la Virgen Blanca lucirán bien diferente este 4 de agosto durante la Bajada de Celedón. Como ya adelantó EL CORREO, el Ayuntamiento de Vitoria ha decidido blindar sus accesos con una veintena de bloques de hormigón de más de 500 kilogramos cada uno, que se han instalado a lo largo de la mañana. Se trata de una medida preventiva ante cualquier acción kamikaze, como ya sufrieron antes en Niza, Berlín o Londres a cargo de miembros y simpatizantes del Estado Islámico subidos en camiones y turismos.

Conocidas como 'New Jersey', estas barreras tendrán asimismo otro cometido añadido; se utilizarán también para acotar los accesos y facilitar el control sobre la prohibición de usar botellas de vidrio durante el descenso de Celedón. Cada una de estas piezas de contención, que han descansado durante varios días en la comisaría de la Policía Local en Aguirrelanda, está especialmente diseñada para aguantar el impacto de un vehículo a gran velocidad. En Euskadi se han usado ya en las fiestas de varias localidades de la Margen Izquierda.

Por supuesto, está siendo necesaria la intervención de una grúa para colocarlas. Esta operación probablemente se demore hasta poco antes de que Gorka Ortiz de Urbina- abra su paraguas y, ya en la balconada, dé por inagurada La Blanca'17.

En una reciente reunión entre responsables de la Policía Local y de la Ertzaintza se decidió la adopción de esta medida de seguridad ante la amenaza real del Estado Islámico en todo Occidente. Aunque fuentes especializadas insisten en la «escasa probabilidad» de que Vitoria se sume a la cada vez más larga lista de ciudades atacadas. A falta de los últimos detalles, estos muretes de protección se instalarán en las calles Mateo Moraza, Olaguíbel, Postas, Dato, Diputación, Prado y General Loma.

Dispositivo policial

A su vez, se prevé un nutrido dispositivo policial para evitar cualquier altercado. Tras la negativa generalizada, probablemente no habrá este viernes tantos policías locales en los accesos a la plaza de la Virgen Blanca por su plantón a la hora de hacer refuerzos como protesta por la «falta de efectivos». Eso sí, se mantendrán los efectivos aportados por la Ertzaintza. En la Bajada del año pasado, la propia Policía vasca ya acometió un amplio, y comentado, despliegue de prueba para amenazas terroristas.

La Virgen Blanca no será el único punto clave que se blindará entre el 4 y el 9 de agosto. Otra docena de barreras 'antikamikazes' serán colocadas en las entradas al recinto ferial de Mendizabala. De nuevo, la razón de esta protección extra será la de evitar la entrada de cualquier vehículo. No se descarta que algunos de estos bloques de hormigón se pongan también en otras "zonas calientes" como la plaza de los Fueros o el área acotada desde donde se siguen cada noche los fuegos artificiales.

Fotos

Vídeos