Anécdotas y buen ambiente en la ofrenda floral de las cuadrillas

La diversión reina en este segundo día de fiestas. / Kristian Ezcurra

Blusas y Neskas llevan este día flores y bailan el aurresku ante la hornacina de la Virgen Blanca

CARLOS BLÁZQUEZ

La tradicional ofrenda floral que las cuadrillas de Blusas y Neskas regalan cada año a la patrona de Vitoria, frente a la hornacina ubicada en la iglesia de San Miguel, ha estado marcada este sábado, 5 de agosto, por el buen ambiente y algunas anécdotas. Así, por ejemplo, al representante de Karraxi le ha interrumpido la txaranga cuando iba a iniciar su discurso y, ni corto ni perezoso, se ha arrancado a bailar.

Al final, toda su cuadrilla ha acabado al ritmo de la ranchera 'El rey'. El representante de Petralak, por su parte, ha tenido ciertas dificultades para gritar el 'Gora Andramari Zuriaren jaiak!', lo que ha provocado la risa de sus compañeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos