¿Por qué Santiago es fiesta en Vitoria?

La feria de ajos es una de las citas tradicionales de este día. / E. C.

El Día del Blusa nació hace 72 años en el Bar Bujanda, pero hay constancia de que es celebración de guardar en la capital desde 1483

Francisco Góngora
FRANCISCO GÓNGORA

Está claro que el Día del Blusa, festividad cívica preparatoria de las Fiestas de La Blanca, le ha comido nombre y protagonismo al Señor Santiago, 25 de julio, por aquello de la galopante secularización de las costumbres. Hemos querido indagar por qué salvo entre la comunidad gallega, el patrono de Vitoria –¿Lo es realmente?. ¿Hay algún decreto que lo diga? No nos consta ningún documento– no ha conseguido adhesiones, seguimientos masivos, ni celebraciones propias. ¿Hay una misa especial con autoridades que celebren al patrón de Vitoria? Al parecer la Virgen Blanca y San Prudencio en alguna medida se llevan todo el cariño de la ciudad.

Para empezar diremos que la Fiesta del Blusa es de antesdeayer como quien dice. La inventó Benicio Bujanda, tasquero del popular bar de la calle Independencia allá por 1945, es decir, en el ambiente plomizo y gris de la posguerra, lo cual tiene mucho mérito. Y a él se debe especialmente la organización de la primera becerrada que durante muchos años fue lo que dio gloria y risas a los blusas. La Gaceta Municipal recordaba hace tiempo a otros pioneros de aquella primera comisión –¡Ay si levantaran la cabeza y vieran el actual panorama con tanta división!– como Ernesto Castaños, Santos Cortázar, Felipe Cortés, Andrés Latorre, Luis Osés, Teodoro Arranz, Ángel Hernández, Juan José Murguialday y Benedicto Larrimbe.

¿Qué ocurría antes de los blusas? Pues que también era un día festivo en Vitoria. Hay que tener en cuenta que es patrón de España desde 1630 por decreto de Urbano VIII. Se podría decir que desde que hay documentación escrita la capital alavesa le honra. El historiador Ismael García ha encontrado un documento en el libro de decretos del concejo vitoriano de 1483 en el que se señala específicamente ¬entre otras fechas¬ el día de Santiago en julio como fiesta oficial a guardar por el Ayuntamiento. Pero el mayor de los Zebedeos que murió decapitado en Jerusalén en el año 44, era mucho más. Las referencias jacobeas son muchísimas y muy intensas. El Camino del Interior que entraba por el Túnel de San Adrián ha tenido una importancia capital en la historia de la provincia. Un detalle, los dos reyes asturianos que levantaron los primeros templos al santo Alfonso II y Alfonso III habían buscado refugio en Álava

El sacerdote Zoilo Calleja, recopilador de todos los cultos habidos y por haber en Álava, subraya la importancia del santo bien implantado en el territorio. El vínculo es muy estrecho: hay 18 parroquias, 4 ermitas en activo, 24 desaparecidas dedicadas a él y al menos 9 topónimos Santiago en otros tantos lugares. Calleja documenta todo ese culto.

Becerro de Bengoa recoge otra curiosidad en su ‘Libro de Álava’. Además de un hospital, una capilla en la catedral de Santa María que hace ahora las veces de parroquia y una calle –vinculada al Camino de Santiago– la primera vecindad de la Zapatería llena de tenderos, manufactureros y comestibles celebraba su fiesta dedicada a San Felipe y a Santiago.

Otro apunte que recogemos de la Gaceta Municipal. Antes de Los Blusas, Santiago era una festividad por y para los agricultores y ganaderos de toda la provincia. En la ciudad existía una importante feria agrícola que, a principios de los sesenta, perdió importancia con la llegada de la maquinaria moderna a las tierras de cultivo. En la época dorada de la feria se montaban infinidad de puestos en Portal del Rey, Cuesta de San Francisco y plaza de España, donde se ofertaban todo tipo de herramientas campestres como hoces, guadañas, bieldos y piedras de afilar. El principal centro de atención estaba en la Feria del Ganado, situada hasta 1950 en la calle Francia, en los solares de la antigua estación de autobuses, y posteriormente, hasta 1976, en Reyes de Navarra. Después la feria se trasladó a la nueva Plaza del Ganado, construida en Zurbano, reconvertida luego en pabellón polideportivo y campo del Baskonia. Ahí estuvo unos años todavía hasta su instalación actual en el Campus Universitario.

La incógnita persiste. ¿Existe un documento en el que se indica que es patrón de la ciudad desde una fecha determinada? Arraigo y presencia en Vitoria le sobran.

Fotos

Vídeos