Rosario Flores y Marky Ramone, estrellas de las fiestas de Vitoria

Marky Ramone y Rosario se subirán al escenario de Fueros. / Jesús Andrade

La plaza de Los Fueros acogerán este año una propuesta musical de amplio espectro, también con Txarango y un show de DJs

JORGE BARBÓ

Los carteles de fiestas son un poco como esos antibióticos de amplio espectro. A saber. Tienen que ser capaces de matar el gusanillo musical de todo tipo de público, desde el rockero con pantalones de pinzas que hace 'air guitar' para bochorno de sus vástagos hasta la muchachada acostumbrada a beber a morro de los ritmos más frescachones. Con esa premisa el Ayuntamiento de Vitoria ha alumbrado la plancha que le subirá los decibelios a las próximas fiestas de La Blanca 2018.

Aunque todavía faltan unos cinco meses para que Celedón vuelva a descorchar la fiesta, el equipo de Cultura que dirige la socialista Estíbaliz Canto ya tiene cerrado el cartel. Según ha podido saber EL CORREO, el escenario de Los Fueros acogerá una variada oferta con la diva aflamencada Rosario, el rockero Marky Ramone y la banda de fusión 'buenrollista' Txarango como platos fuertes.

Los conciertos en Los Fueros

Sábado 4 de agosto.
Txarango.
Domingo 5.
Rosario.
Lunes 6.
Marky Ramone, con la Soulbreaker Company.
Martes 7.
Los 40 World Dance Music con los DJs Luis López y San Bernardino.
Miércoles 8.
Los navarros Vendetta y su mezcla de ska y punk .

Este año, el escenario principal de La Blanca retoma el formato de cinco compases. En comparación con la pasada edición de La Blanca, cuando los Morat y MClan firmaron los bolos más concurridos de la fiesta, las tablas de los Fueros pierden un día de conciertos, pasando de seis a cinco actuaciones. Lo tratarán de compensar, con su energía desenfrenada Txarango, en la onda de bandas que otros años han conectado con la chavalería vitoriana como La Pegatina o Efecto Pasillo. Los catalanes servirán un ligero cocktail con reggae, dub, pop y ritmos jamaicanos, agitados y aderezados con letras con un ligero toque de compromiso político. Tanto en sus conciertos -el verano pasado estuvieron en Glastonbury- como a través de sus redes sociales, la banda suele posicionarse en favor de la libertad de los «presos políticos» catalanes.

El gato, 25 años después

Para el día grande de las fiestas, el equipo de Cultura ha vuelto a apostar por una artista consagrada. Rosario Flores oficiará la noche del 5 de agosto el concierto más mediático del programa. Y no es la primera vez que el espíritu más libre del clan Flores recala por estos pagos. La «prima gitana de Lenny Kravitz» -ojito, que el apodo se lo puso Camarón en carne y hueso- ya pisó con garbo Los Fueros hace 25 años, en 1993, cuando aquel gato quejoso suyo no paraba de ronronear en las listas de éxitos. Que, por cierto, fue ese mismo año en que La Blanca consiguió atraer 'superventas' como Serafín Zubiri -en la cresta de la ola tras su sentida actuación en Eurovisión un año antes-, Tam Tam Go y Su Ta Gar.

Nueve veranos después, en 2002, la Rosarillo regresó a Vitoria para presentar su 'Muchas Flores' con las que hizo el personal gritara, hasta desgañitarse, en ese «queremos marcha, marcha, queremos marcha, marchaaaaaa» que le venía al pelo a la noche. En la gira que le traerá de vuelta en agosto, la también 'coach' del programa La Voz repasará, con la nostalgia justa, sus grandes éxitos.

El último de Los Ramones, Marky, le cogerá el testigo para tirar de un show revival en el que también milita el vitoriano Iñaki Urbizu, aka 'Pela'. El batería internacional repasará los 'hits' de la mítica banda, tras el bolo de los vitorianos The Soulbreaker Company.

Para los dos últimos días, se ha programado el World Dance Music, el potente show de música electrónica en el que pinchan los DJs de la radiofórmula Los 40 y la actuación de los navarros Vendetta, que se traerán su punk rock pasado por el tamiz del ska, en sintonía con Esne Beltza y Gatibu. Para entonces, el personal ya habrá conseguido matar el gusanillo. Y sin efectos secundarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos