«Quiero vivir las fiestas desde dentro»

Sonia se ha sacado la espinita y ya disfruta como neska. / JESÚS ANDRADE
Sonia se ha sacado la espinita y ya disfruta como neska. / JESÚS ANDRADE

Tras el ensayo del Día del Blusa, esta vitoriana se estrena hoy en La Blanca con el traje de Jatorrak y decidida a exprimir la semana

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

Dice el refrán que nunca es tarde si la dicha es buena. En este caso, si la fiesta es buena. A sus 41 primaveras y con antecedentes por parte de padre, Sonia Fernández de Retana se estrena este año como integrante de una cuadrilla de blusas y neskas. Acompañada de una amiga y animada por sus colegas ya veteranos, esta vitoriana vive hoy su segundo día como parte de Jatorrak tras su 'bautismo' el pasado 25 de julio, aperitivo de La Blanca. Confiesa que las ganas de salir en una cuadrilla son la «espinita clavada» que ha tenido desde siempre y que este 2017 va a vivir las fiestas «a tope».

- ¿Qué le ha animado a dar el paso definitivo para apuntarse a una cuadrilla por primera vez estas fiestas?

- La verdad es que yo soy de Vitoria, llevo toda la vida saliendo de neska con mi grupo de amigas y siempre he tenido ahí las ganas de salir en una cuadrilla, como una espinita clavada. Conocíamos a mucha gente de esta cuadrilla que nos animó a apuntarnos y aquí estamos este año, a tope una amiga y yo. Además, creo que se han apuntado otras tres chicas, así que seremos cinco.

- El hecho de ser las primeras mujeres que forman parte de Jatorrak no les ha supuesto ningún inconveniente.

- ¡Qué va, en absoluto! Además, hemos sido acogidas maravillosamente. Los blusas nos recibieron muy bien, estuvieron pendientes en todo momento de que nos sintiéramos a gusto y de que disfrutáramos de la experiencia.

- ¿Cómo fue esa primera toma de contacto con la fiesta desde dentro el pasado día de Santiago?

- Tanto yo como mi amiga estábamos muy expectantes y con muchas ganas. Por la mañana conocimos a toda la gente de la cuadrilla, después hicimos la ruta habitual con la charanga y comimos fenomenal en el Cube. El paseíllo fue una pasada, vi a mucha gente conocida y a mis padres, por ejemplo, les hizo mucha ilusión verme porque mi aita ha sido blusa durante muchos años y sentía que yo era su relevo ¡a estas alturas de la vida! Además, fue muy gracioso porque los compañeros nos colocaron un cartelito con la 'L' verde para identificarnos como neskas en prácticas. Ese día también nos entregaron la insignia.

- Supongo que también les darían algún consejo para sobrevivir a la tralla festiva.

- Sobre todo que disfrutemos mucho, que lo vamos a pasar genial y que pensemos en que esto es una experiencia única para vivir con los amigos.

- ¿Le han comentado algún aspecto no tan positivo?

- Quizás que podríamos estar señaladas porque esta cuadrilla llevaba algunos años con temas conflictivos y que igual éramos punto de controversia. Pero lo cierto es que no hemos notado nada de eso por parte del exterior y mucho menos dentro de Jatorrak, repito que el recibimiento ha sido estupendo.

El respeto, la clave

- ¿Qué espera de esta semana que acaba de comenzar?

- Comidas, cenas y kalejiras con la cuadrilla. Tengo ganas de vivir las fiestas desde dentro y no sólo de mirar lo bien que se lo pasan los otros, pero también sacaré tiempo para estar con la familia y mi pareja.

- Si tuviera que quedarse con un único momento de las fiestas de La Blanca, ¿cuál sería?

- La bajada de Celedón. Además, soy de meterme en todo el mogollón, siempre en medio de la plaza. Hace un par de años me tocó verlo desde fuera, en el Machete, y lo pasé mucho peor que dentro porque no me gustaba nada esa tranquilidad.

- ¿Cuáles son los primeros recuerdos festivos que le vienen a la cabeza de cuando todavía era una mini neska?

- Uno de mis primeros recuerdos es el de estar viendo el paseíllo, lo que todavía era la ida o la vuelta a los toros, y cómo interactuaban los blusas con los niños, nos sacaban a bailar y nos daban pegatinas. Después, ya fui de disfrutar más la noche y descansar durante el día y con el tiempo vas regresando al día otra vez.

- Acaba de aterrizar en el mundillo de las cuadrillas de blusas y neskas, más agitado que nunca. ¿Cómo ha vivido la disputa entre Comisión y Federación?

- Es un tema que me ha pillado muy de refilón, justo cuando las cosas parece que ya están mínimamente arregladas. Creo que esa es la línea que hay que seguir, la de llegar a un acuerdo para que todos podamos disfrutar de las fiestas sin problemas. El respeto mutuo entre todas las cuadrillas me parece clave, se esté en un lado o en otro. Espero de verdad que el nuevo panorama, con dos grupos, no afecte este año al desarrollo normal de las fiestas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos