A toda marcha hasta el último día

Un pequeño blusa escucha con atención el ritmo del tambor.
Un pequeño blusa escucha con atención el ritmo del tambor. / Hugo Madariaga

Los vitorianos llegan empapados de alegría a la jornada final de unas fiestas donde el ambiente en la calle ha sido estupendo

NURIA NUÑO

Parece que fue ayer cuando Celedón, fiel a su cita anual, descendió desde la torre de San Miguel para regocijo de todos los vitorianos y de quienes visitan por estas fechas la capital alavesa. Con él llegaron la alegría y el jolgorio de unas fiestas de La Blanca que ya tocan a su fin. Este miércoles es la última jornada festiva que, eso sí, a buen seguro muchos estirarán hasta el amanecer del jueves.

Quienes quieran apurar al máximo lo que queda del programa festivo aún tienen múltiples oportunidades para poder disfrutar en la calle -y pese a la lluvia que ha ido salpicando la jornada- hasta que ya en la madrugada del día 10, Celedón recoja su paraguas y hatillo para regresar a sus cuarteles de invierno.

Por la mañana, se ha llevado a cabo el Triatlón Blusístico en la plaza del Renacimiento; una prueba en la que los integrantes de las cuadrillas han tenido que demostrar que aún les queda gasolina. Mientras tanto, los más pequeños de la casa han podido derrochar energía y gozar, un día más, del Espacio Aventura infantil y juvenil ubicado en el parque del Prado.

Los txikis y los mayores han tenido también la oportunidad de despedirse de la comparsa de Gigantes y Cabezudos. Precisamente, el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, les ha ofrecido este miércoles una recepción en la Casa Consistorial con motivo del centenario de su creación. De hecho, fue el 3 de agosto de 1917 cuando cuatro gigantes y otros tantos cabezudos se incorporaran a la animación festiva de la capital alavesa.

Foto de familia.

Las figuras, acompañadas también por los Caballos y Sotas, han recibido un homenaje en el Ayuntamiento de Vitoria, al que también han acudido la concejala de Cultura, Educación y Deporte, Estíbaliz Canto, y otros miembros de la Corporación, así como miembros antiguos y actuales de la agrupación.

Mientras se desarrollaba este acto, la plaza de España ha acogido una degustación solidaria de patatas con chorizo -opción gastronómica muy acertada a la vista del tiempo- a beneficio del Banco de Alimentos de Álava. No ha sido la única. Por la tarde, la plaza de Los Fueros alberga una degustación con el asado de dos cerdos y dos jamones con Eusko Label que se convertirán en unos dos mil pintxos. En este caso, lo recaudado irá a parar a Aitzina Folk en apoyo a la investigación de la enfermedad ataxia-telangiectasia.

Muchos se han animado a probar las patatas con chorizo. / Iosu Onandia

Concierto de M-Clan

Para el resto de la jornada, todavía queda un intenso menú con el que apurar las últimas horas antes de despedir las fiestas. Las cuadrillas de blusas y neskas han realizado a media tarde la primera vuelta de las 'kalejiras' de La Blanca 2017. Mientras, los diferentes rincones festivos están albergando los últimos actos programados. Es el caso de la plaza de Los Fueros que, por vez primera, acoge un concierto en la noche del 9 de agosto. El grupo M-Clan hará los honores. Su música y la de 'Taxxara Orquesta' servirán como preludio a la despedida de Celedón que, a las 01.00 horas del jueves, dirá adiós con un '¡hasta pronto!'.

Pero además, una degustación de chocolate con bizcochos, ya de madrugada, servirá para endulzar la vuelta a la normalidad de los vitorianos, que empezarán la cuenta a atrás para ver el próximo 4 de agosto bajar del cielo a su aldeano más querido.

Fotos

Vídeos