Invasión gigante en el corazón de Vitoria

Recreación de la famosa foto de 1917 / Kristian Ezcurra

La Comparsa de Gigantes y Cabezudos cumple cien años y ha recreado la famosa foto tomada en 1917 en las escalinatas de la Diputación

JORGE BARBÓ

Cientos de vitorianos se han echado esta mañana a la calle para celebrar el centenario de la Comparsa de Vitoria. Medio centenar de gigantes llegados de varias localidades de Euskadi y Navarra han tomado, de forma pacífica y sin resistencia, las calles del corazón de la ciudad.

Uno de los actos más simbólicos de la colorida mañana se han celebrado en la plaza de la Provincia, pocos minutos antes del mediodía. Allí, ante la escalinata del Palacio foral, se ha recreado la fotografía que se tomó en 1917, el año en el que se alumbró la primera comparsa vitoriana, con aquellas dos parejas de aldeanos, con sus cuatro cabezudos, a las que hoy se suman los personajes de la baraja, con los reyes en su trono festivo, las sotas y los caballos relinchones. Igual que hace cien años, al acto no han faltado las autoridades, hasta completar la foto de cien años atrás.

Puntuales, a las 12.30 horas, la Comparsa ha desfilado en kalejira, acompañada por los txistus y los tambores, hasta la plaza de la Virgen Blanca, donde les aguardaban los gigantes de comparsas llegadas de Bilbao, Pamplona, San Sebastián y otros municipios vascos y navarros.

Está previsto que, todos juntos, vuelvan a recorrer sobre las 14.30 horas las calles de Vitoria hasta la plaza del Renacimiento, donde estarán expuestos hasta las 18.30 horas, cuando las tropas gigantonas se replegarán, victoriosas tras su invasión pacífica al corazón de Vitoria.

Fotos

Vídeos